El Dépor no mira la hora

Domingos Duarte emula a Pablo Marí y logra el tercer punto coruñés en el tiempo añadido


El Deportivo de esta temporada está haciendo bueno el dicho de que los partidos no concluyen hasta que el árbitro pita el final. Lo demostró de forma negativa en Tenerife y Córdoba, cuando vio cómo le empataban en el tiempo añadido. Y de forma positiva frente al Sporting de Gijón y ayer contra el Las Palmas, recuperando así tres puntos con los que nadie contaba. Pero la fe mueve montañas y la escuadra blanquiazul la tuvo.

Porque cuando el estadio de Gran Canaria celebraba la victoria local, Domingos Duarte se elevó para poner en valor el centro de Carles Gil y la peinada de Quique González y emular, de esta manera, a Pablo Marí, que había hecho lo propio unas semanas antes en Riazor frente al Sporting de Baraja, que al igual que ayer Manolo Jiménez, se quejó de que el tanto llegara en el tiempo añadido.

Segundo tanto del portugués

De este modo, el central portugués rubricó su excelente actuación defensiva anotando su segundo gol de la temporada. El primero lo había logrado en Albacete, en la jornada inaugural de la temporada. En aquella ocasión, el Dépor regresó también con un empate, después de que el Albacete sacara partido de un penalti absurdo de David Simón.

Pero más allá de estos dos tantos que han dado puntos en el tiempo añadido, la escuadra blanquiazul acumula esta temporada tres dianas más en los últimos siete minutos de partido. (Borja Valle al Tenerife en el minuto 89 y al Elche en el 83; y Christian Santos ante el Nàstic de Tarragona en el 85). Estos cinco goles son el mejor ejemplo de un Deportivo al que Natxo González ha imprimido el carácter ganador que precisa para lograr regresar a Primera División.

Cierto que también ha perdido la oportunidad de sumar cuatro puntos en los minutos finales, pero más por aspectos puntuales que por haberle perdido la cara al partido. En Tenerife llegó el empate tras un fallo aislado de un Dani Giménez que está cuajando una brutal temporada, mientras que en Córdoba sucedió con dos hombres menos en el campo.

Así, ya sea a favor o en contra, la afición del Dépor se ha acostumbrado esta temporada a no levantarse de su asiento hasta que el árbitro pita el final.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El Dépor no mira la hora