Bronca entre entrenadores en el Dépor-Las Palmas

Bernardo Tapia, segundo entrenador del Deportivo, expulsado


El partido moría y Las Palmas vencía al Deportivo por un gol a cero cuando la tensión estallaba en los banquillos. Una conversación entre Carles Gil y Manolo Jiménez provocó la inmediata reacción de Bernardo Tapia. El segundo entrenador del Deportivo se acercó al míster de Las Palmas y le recriminó su cruce de declaraciones con su jugador. «Me da la sensación de que el míster del rival le dice algo a nuestro jugador y yo voy a defender a nuestro jugador. No lo he hablado todavía con él, pero por la respuesta de Carles me da la sensación de que Manolo le ha dicho algo... Es un momento de calentón y ya está»

Tangana y careo entre los dos responsables del banquillo. Bernardo Tapia le señalaba con el dedo con la seguridad de por medio, y en esto que se acercó el colegiado para mostrarle la cartulina roja.

Negocio redondo para Las Palmas que lograba que se perdiese un poco más de tiempo. Les salió el tiro por la culata, que se encontró con un gol de Domingos Duarte en el descuento. El exentrenador de Sevilla, Zaragoza o AEK entre otros fue a buscar al colegiado para cuestionarle el porqué de haber dejado sacar el córner al entender que el tiempo ya se había cumplido cuando Gil botó el córner. Se llevó la roja.

El descuento tenía premio

Xurxo Fernández

Duarte caza en el minuto 95 el gol del empate del Deportivo, que salió reforzado de un duelo frenético

Al Deportivo le dio vida un calentón. De su séptima expulsión del curso sacó un empate. Los minutos perdidos en el duelo verbal entre Tapia y Jiménez (un clásico del fútbol de baja escuela) se tradujeron en cinco de descuento. En el último sacó la cabeza Domingos Duarte y cerró en tablas una cita fundamental para consolidar la fórmula de Natxo.

Sostuvo el míster el frente de ataque, apostando por la querencia al área de Pedro Sánchez, y este le pagó a balón parado. Un envío perfecto del jornalero de Aspe dejó el gol servido a Carlos Fernández. El punta cabeceó solo, a tres metros de portería, pero remató picando el balón en exceso y este salió rebotado hasta la escuadra. Fue el último acto de la fenomenal puesta en escena del Deportivo. Veinte minutos casi inmaculados de los coruñeses, que encerraron al anfitrión en torno a su meta. La rácana propuesta del Las Palmas se achicó aún más frente al hambre blanquiazul, propagada por un infiltrado en la línea de medios. Vicente salió a su estadio exigiendo el cuero y lo domó con soltura para activar delanteros y lanzar varias veces a Saúl, negado ayer en el centro al área. Su mejor envío murió de inmediato en el brazo de Ruiz de Galarreta, provocando la infracción que Pedro Sánchez quiso transformar en asistencia. Antes había sido el extremo alicantino, metido por necesidad a mediapunta, quien estrenó al cuarto de hora la estadística de disparos a puerta con un chut desde la frontal que desvió a córner Raúl Fernández.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Bronca entre entrenadores en el Dépor-Las Palmas