Borja Valle, amor en blanquiazul

El Deportivo y el atacante berciano se encaminan a un compromiso que dará continuidad a su fútbol en A Coruña y plasmará su importancia en el nuevo proyecto

.

Aún no se ha cerrado el mercado, pero mientras el Deportivo ultima la llegada del delantero que pondrá la guinda a la plantilla, ya prepara la primera renovación. Borja Valle y el club prolongarán en las próximas semanas el vínculo que les une hasta final de temporada. Las negociaciones van bien encaminadas y nada debe interponerse en un acuerdo final que no solo prolongará la etapa del atacante con la camiseta blanquiazul, sino que, además, actualizará su importancia en el nuevo proyecto.

El nuevo contrato del atacante (Ponferrada, 1992), que termina contrato al final de esta temporada, responderá a la realidad del club coruñés en Segunda. Así, a expensas de más reuniones, no se espera que el nuevo compromiso alcance un número muy amplio de años de renovación, pero con total seguridad el jugador abandonará su condición como uno de los tres o cuatro futbolistas peor pagados de esta plantilla.

Con minutos en las dos jornadas recién disputadas, primero desde el banquillo y luego como titular, el atacante, de 26 años, da por zanjada desde los hechos y las sensaciones aquella etapa de sus dos primeros años como blanquiazul, cuando no contaba con oportunidades y ni siquiera sabía en qué posición lo estimaba el club o su entrenador. Fueron situaciones que habían provocado su malestar y de las que brotaron sus palabras tras el amistoso de Ponferrada: «Tengo contrato y no sé si me quedaré, aún no nos hemos sentado».

En cambio, ayer el director deportivo del Dépor, Carmelo del Pozo, reveló que la forma de pensar de Valle ha cambiado radicalmente: «Hemos dado el paso de que entendemos que sea una buena oportunidad que se pueda quedar». Entre ambas posiciones completamente contrapuestas el proyecto deportivista ha echado a andar con el delantero como pieza importante para el objetivo del ascenso. Entre ambas pasó justo un mes de observación y convencimiento mutuos en el que las ganas de continuar juntos y compartir el nuevo proyecto han vuelto a brotar.

Así lo explicó ayer el responsable deportivista: «Esto es como si yo tengo un niño de 3 años y se pone cabezón y le vas explicando las cosas. Cuando tiene 11 lo entiende más rápidamente. Pues él, que tiene veintitantos, lo va comprendiendo poco a poco. Está viendo el cariño que le ha demostrado la gente, el club y el entorno que tiene aquí, y va poco a poco agradeciendo la situación y se va adecuando. No es una cuestión de renovar o no, es una cuestión de sentirse bien. Ha estado dos años en una situación complicada y ahora se va dando cuenta de que va cambiando todo. Ahora hay que ver si ese avance lo plasmamos en un contrato para que renueve, aunque no sea muy largo, o en un contrato que sea interesante para las dos partes. Estamos en ese proceso», señaló gráficamente.

No hay duda. Valle, una de las claves del nuevo Deportivo, seguirá de blanquiazul.

Michele Somma, dos veces resucitado

Xurxo Fernández
.

Superó una rotura de cruzado en cada rodilla para hacerse imprescindible en el Brescia

«Durante estos tres años en Brescia viví todas estas experiencias, fui bienvenido y amado, gané y perdí, me regocijé y lloré». Hay mensajes de despedida que se leen como una adivinanza, buscando pistas. A la caza a veces del doble sentido del jugador que desliza la queja por las oportunidades o el reconocimiento que no tuvo; en otras, del falso guiño de quien se va con alivio. Pero están también esos adioses que son novela breve y resumen en pocas líneas sucesos trascendentales en una carrera. El fascículo de su autobiografía que Michele Somma regaló a la hinchada del Brescia cuando dejó el equipo a principios de julio encierra tres temporadas de fútbol y un par de resurrecciones que resumen las dos últimas palabras del mensaje: «Me regocijé y lloré».

Seguir leyendo

Carmelo del Pozo, a Tyton: «No quiero funcionarios»

Carmelo del Pozo volvió a expresarse con total rotundidad respecto a Tyton, al que ya había situado fuera del Deportivo al inicio del verano. El director deportivo insistió en que el portero polaco, actualmente el tercero en las preferencias de Natxo González, no seguirá en el club después de mañana y criticó con dureza su actitud: «Yo quiero gente con hambre, no quiero gente que no tenga hambre, no quiero funcionarios. El Dépor no puede vivir de gente que quiera ser funcionaria en un club, quiero gente ilusionada, gente que compita, gente con hambre. Que si salen bien las cosas, sea porque lo han dado todo; pero que si salen mal, la gente no diga que le da igual. Yo no quiero gente que sienta la sensación de que quiere estar, que si no juega haga esfuerzos por jugar. El esfuerzo de una plantilla para competir no radica en los once que juegan, sino en los once, doce o trece que no juegan y que les tengamos para apretar a los que juegan. Hay jugadores que el año pasado jugaron treinta partidos al 70?% y eso fue porque el que estaba detrás no le apretaba, ese no me vale. Es el discurso desde el primer día, la plantilla que estamos configurando es así y la idea es que el que no sea así no esté».

Eso sí, Del Pozo se guardó la estrategia que seguirá para zanjar el vínculo del futbolista, que dispone de contrato con el Deportivo hasta final de esta temporada. «El jugador tiene que pensar en el presente y el futuro y tiene que tener ambición. Él decidirá. Le hemos brindado varias posibilidades», añadió.

Al respecto de otros jugadores en duda durante estas últimas horas del mercado, indicó que Albentosa, descartado por Natxo González en las dos primeras jornadas, está pendiente de la posibilidad de marcharse y, «si no, será uno más» de la plantilla, que tendría cinco centrales.

Respecto al fichaje de un atacante, dijo que desea tener «las cosas cerradas antes del viernes (por mañana), porque no le gusta esperar al último momento. Reconoció el interés por Carlos Fernández, del Sevilla, o por Álex Alegría, del Betis. «Son buenos jugadores y, por lo que sabemos, les gustaría venir», indicó, antes de descartar que otra opción que medite sea Jon Bautista, de la Real Sociedad.

Del Pozo también afirmó que no sabe nada del interés del Espanyol en Carles Gil y dijo que la intención de Krohn-Dehli es quedarse, pero por una «situación familiar» podría irse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Borja Valle, amor en blanquiazul