Michele Somma, dos veces resucitado

Superó una rotura de cruzado en cada rodilla para hacerse imprescindible en el Brescia


«Durante estos tres años en Brescia viví todas estas experiencias, fui bienvenido y amado, gané y perdí, me regocijé y lloré». Hay mensajes de despedida que se leen como una adivinanza, buscando pistas. A la caza a veces del doble sentido del jugador que desliza la queja por las oportunidades o el reconocimiento que no tuvo; en otras, del falso guiño de quien se va con alivio. Pero están también esos adioses que son novela breve y resumen en pocas líneas sucesos trascendentales en una carrera. El fascículo de su autobiografía que Michele Somma regaló a la hinchada del Brescia cuando dejó el equipo a principios de julio encierra tres temporadas de fútbol y un par de resurrecciones que resumen las dos últimas palabras del mensaje: «Me regocijé y lloré».

Entre lágrimas abandonó el campo del Trapani el penúltimo día del 2016. No llegó al descanso del encuentro. El choque con Bruno Petkovic, delantero rival, la caída al césped, el grito que atrajo a compañeros y adversarios y el llanto. Otra vez. Como trece meses antes en Perugia. La rodilla izquierda a los 21 años, la derecha a los 20. El prometedor central pulido en las canteras de Roma y Juve llega al Deportivo tras haber sufrido una rotura de cruzado por pierna y lograr recuperarse con éxito de ambas. Lo atestigua la revisión médica que pasó antes de firmar, pero también la temporada 2017-2018 en la que no sufrió ningún percance serio y se convirtió en el tercer jugador con más minutos del conjunto lombardo. 35 encuentros de Serie B disputados, 34 de ellos como titular, y 32 jugados de principio a fin. Test exhaustivo para cualquier articulación.

Lesiones que tuvieron un precio deportivo, cortando la gran trayectoria del zaguero, capitán de la selección italiana sub-20 dos semanas antes de romperse por primera vez y citado seis veces con la sub-21; la última, a solo un mes de la nueva desgracia en Trapani. Las recuperaciones fueron extraordinariamente rápidas, menos de seis meses de baja en cada ocasión. Ayudó la determinación del futbolista, que se encerró largas temporadas en una clínica de rehabilitación para apurar los plazos y asegurarse una solución definitiva al problema.

La primera vez se rompió el cruzado en la jornada 14 y llegó a tiempo de acabar el campeonato sobre el césped. Allí estaba Alex Geijo; el día en que Somma se marchó en camilla y también el día en que regresó al campo de pie. Enrolado ahora en el Venezia, que decidió renovarle el contrato por otro curso, a punto de cumplir los 36, el prolífico delantero de raíces gallegas charla por teléfono sobre el zaguero con el que coincidió durante su única campaña en el Brescia. «Es un central muy completo, rápido y buen marcador», detalla el punta para después abundar: «Tiene mucha calidad sacando el balón, y le será más fácil hacerlo en el Dépor. Por su tipo de fútbol el salto a España le va a venir bien. Aquí hay mucho defensa que no es muy rápido, que solo es contundente, y eso les vale porque el equipo juega cerrado y luego no tiene que tocar apenas la pelota. Entre hacer bien la pretemporada y no hacerla cambia mucho, pero en cuanto se ponga a punto, estoy seguro de que va a demostrar lo gran jugador que es».

Un calificativo que se extiende más allá de la hora y media de encuentro. «Como persona es un número uno, súper buena gente. Los clubes antes de firmar se están preocupando mucho de mirar esas cosas, tanto en España como en Italia y en mi opinión eso es un acierto -sostiene Geijo-. Un buen jugador que sea buena persona dentro de un grupo te da mucho más que otro que pueda tener algo más de calidad y no aportar nada en el vestuario. Él es muy trabajador, un chaval de esos que se llevan a la gente detrás». Y además, sabe resucitar.

«No quiero algo pasajero, voy a intentar hacerme un hueco»

Michele Somma firmó por las dos próximas temporadas con el Deportivo y tiene intención de cumplirlas con un rol protagonista. «No quiero que esto sea algo pasajero, voy a intentar hacerme un hueco», manifestó el futbolista italiano, de 23 años, durante su presentación ante los medios.

El jugador reconoció haber pasado un mal momento durante la pretemporada. «Fui al Bari, un equipo con mucha historia, muy fuerte, pero las cosas fueron mal y el club desapareció», detalló para admitir que «este verano ha sido bastante difícil para mí porque no he tenido equipo y me he entrenado solo -en un campo próximo a su casa-. Estos son los primeros minutos en mis piernas y me estoy sintiendo otra vez jugador».

«Soy un defensa rápido, con buena salida de balón. Intentaré demostrarlo», manifestó cuando se le solicitó un resumen de sus virtudes. Después, advirtió: «Estoy en un equipo fuerte. Es normal que haya jugadores de alto nivel. Para mí esto solo es algo positivo. Voy a intentar darlo todo para hacerme hueco en este equipo». «Tenía varias ofertas, pero me encantó la propuesta del Deportivo», aseguró antes de destacar la condición de «histórico» del club coruñés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Michele Somma, dos veces resucitado