Ganar al campeón o descender

La victoria del Levante ante el Sevilla merma aún más las escasísimas opciones de permanencia del Deportivo, que estará matemáticamente en Segunda si no vence mañana al Barça en Riazor


«Mientras haya opciones». El mantra que ayer le tocó defender a Borges en sala de prensa tiene por fin sus horas contadas salvo que la racha de milagros arranque con una victoria en casa sobre el virtual campeón de Liga. La remota opción del Levante se esfumó ayer casi por completo con el triunfo del conjunto valenciano sobre el fantasma del Sevilla, que sigue penando por la Liga en busca de plaza en competiciones europeas después de haberse quedado sin título copero.

El Levante gana al Sevilla y deja al Dépor con pie y medio en Segunda

La Voz

Los granotas se sitúan a doce puntos del Dépor, que se sitúa a 11 del Espanyol y a 12 también de Leganés y Athletic

El Levante ha vuelto a no fallar. Una semana más los de Paco López vencieron en su compromiso (2-1) esta vez superando a un deprimido Sevilla en un trabajado partido que deja a los valencianos con la permanencia prácticamente sellada. Los granotas, que suman cuatro victorias y un empate en sus últimos partidos, amarraron los tres puntos con un gol de Morales a quince minutos del final. Antes, en la primera parte, Roger Martí adelantó a los locales pero el Sevilla había empatado antes del descanso

Con este resultado el Dépor está ante una situación todavía más insostenible en la clasificación. A falta de la gran mayoría de la jornada por disputarse, el Dépor se sitúa ahora mismo a 11 puntos del Espanyol, que con 39 puntos es ahora el decimoséptimo en la clasificación. Con un punto más está el Levante tras su victoria, así como el Leganés y el Athletic, ambos con 40 y con el golaverage a favor del Deportivo en ambos equipos.

Seguir leyendo

El conjunto de Montella salió al encuentro contra los granotas como había salido al de Riazor: con varios suplentes habituales integrando el once. La diferencia la marcó el equipo local: al contrario que el Dépor, supo aprovechar la circunstancia para cerrar el partido con una nueva fiesta en vestuarios, escena ya habitual en este conjunto que dirige con extraordinario acierto Paco López. Seis victorias y un empate acumula el técnico desde que se puso al frente del Levante hace ocho jornadas. Entonces estaba solo dos puntos por delante del equipo que ya entrenaba Clarence Seedorf. Ahora son ya doce de distancia, a los que añadir la abismal diferencia de goles en el cómputo general (-17). Ninguna opción queda ya por ese lado para los coruñeses, que habían sostenido su fe en el milagro de la salvación en una inverosímil serie de pinchazos de la escuadra del Ciutat de Valencia. Morales, autor ayer de otro inmenso encuentro, con asistencia y gol, se encargó de cerrar esa vía que solo Carlos Fernández ?el delantero del filial que ya fue titular en A Coruña? trató de mantener abierta. Ni siquiera hizo falta que quienes aún tenían una mínima ilusión esperaran al descuento para perderla.

Seedorf, Lucas y los automatismos

alexandre centeno

El técnico trata de recuperar el instinto anotador del delantero con ejercicios que le den confianza

Explicaba José Luis Oltra hace más de un año en un artículo publicado en La Voz de Galicia cómo consiguió motivar a Florin Andone cuando, a sus órdenes en el Córdoba, atravesó una sequía goleadora: «Recuerdo que en los entrenamientos le insistía en que el mano a mano era una cuestión de definir, no de pensar. Debe correr, porque con esa potencia que tiene llegará el gol. Le repetía: ‘¡No pienses, Florin, corre!’».

En A Coruña, Clarence Seedorf mantiene esa línea de pensamiento y así está realizando un trabajo específico con Lucas Pérez de cara a que, el buen nivel futbolístico que viene exhibiendo desde hace semanas, se vea acompañado de acierto de cara a la meta contraria. El técnico ha hecho apartes durante la semana con el delantero para que asuma automatismos en el uno contra uno y en los disparos de media distancia. Una práctica esta muy extendida en la psicología deportiva, con la que se busca que el jugador no piense cuando se encuentra solo ante el portero. Que la portería no se le haga pequeña. Sino que asuma el disparo como quien da un paso después de otro.

Seguir leyendo

Toca ahora buscar nuevos frentes para eludir otro récord negativo, evitando convertir la actual temporada en la primera con tres equipos descendidos a falta de cuatro jornadas.

Si pretende no sumarse todavía al Málaga y al Las Palmas, el Deportivo necesita vencer mañana al Barcelona, que podría incluso arrancar el choque como campeón liguero, y esperar que hoy le acompañe algo de suerte en otros campos. Perdido ya de vista el Levante, quedan a tiro de quimera el Espanyol, el Leganés y el Athletic. Los primeros se esfumarían con una victoria en casa ante el conjunto de Paco Jémez, ya en Segunda. Madrileños y vascos tienen compromisos mucho más difíciles, así que es probable que aún haya matemáticas a las que agarrarse cuando el líder se mida al antepenúltimo en Riazor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Ganar al campeón o descender