Un once condicionado

Los problemas físicos de Fernando Navarro y Bruno Gama, y las convocatorias de los internacionales limitan a Gaizka Garitano


a coruña / la voz

Dos semanas entre partido y partido pero solo un par de días de verdad para conseguir confeccionar un once de garantías que pueda ser alineado el próximo domingo (20.30 horas, canales digitales). En esta tesitura se encuentra Gaizka Garitano a 48 horas de recibir la visita del Athletic Club de Bilbao.

Las lesiones de Fernando Navarro (pequeño edema muscular en el sóleo de su pierna izquierda) y de Bruno Gama (esguince en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha), así como la tardía llegada de los internacionales Marlos Moreno, Fayçal Fajr, Florin Andone y Celso Borges, en algunos casos con largos viajes; y la última incorporación de Joselu, convierten la confección del próximo once en un auténtico rompecabezas para el entrenador vasco.

Cada caso es diferente, y por lo tanto, hay varias opciones con garantías para el partido del próximo domingo. Fernando Navarro es el que más complicado lo tiene, aunque su intención es recuperarse a tiempo. Los plazos son justos, pero él se ha propuesto llegar. Quizá el riesgo de perder la titularidad en beneficio de Luisinho puede llevarlo a tratar de recortar tiempos. En el caso de Bruno Gama está previsto que hoy se pruebe. Los esguinces de rodilla dependen mucho de las sensaciones que tenga el jugador en cada momento, así que es probable que pueda hacerlo.

En cuanto a los internacionales, todos han jugado estos días, si bien su minutaje y los kilómetros realizados han variado.

Florin Andone y Fayçal Fajr, aunque jugaron con sus respectivas selecciones bastantes minutos, no tuvieron largos desplazamientos y el miércoles ya se entrenaron con el resto de compañeros, si bien el rumano se retiró antes de tiempo por precaución.

Diferentes han sido estos días para Marlos y para Borges. El colombiano viajó a Colombia y Brasil para jugar solo ocho minutos. El esfuerzo físico no fue grande, pero llega en plena fase de adaptación al Dépor, por lo que le perjudica en ese aspecto. El costarricense también ha tenido que realizar muchos kilómetros y además ha sido pieza clave en las dos victorias de su selección, pero su condición física es buena y ya no es la primera vez que juega casi sin entrenar.

Si a esto se une que Joselu, aunque bien entrenado, también está en período de integración, el resultado es una gran incógnita para un Garitano que aguardará a los entrenamientos de hoy y mañana para saber, además del once que puede alinear, la convocatoria, ya que alguno de los citados pueden no llegar a tiempo para el duelo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un once condicionado