Un enorme jardín para Fernando Vázquez en el Deportivo

El técnico cierra la pretemporada con un panorama muy distinto al que disfrutó Oltra


a coruña / la voz

«El trabajo acaba de empezar», apuntaba Fernando Vázquez en la rueda de prensa con la que concluyó la presentación ante el Gil Vicente. El último duelo de la primera parte de la pretemporada, según anunciaba ayer el club en su web, al tiempo que avanzaba que esta fase previa se extenderá hasta el 29 de agosto (fecha del Teresa Herrera). Mientras, este sábado empieza la Liga.

Nimio detalle el de Las Palmas (19 horas), que no desmerece las afirmaciones del míster y el medio oficial de la entidad blanquiazul. Y es que pocas veces la semana de un estreno oficial ha arrancado con semejantes lagunas. Nada que ver con aquella tan lejana (a dos temporadas y un concurso de distancia) en la que Oltra iniciaba el campeonato de los récords con la plantilla cerrada y entrenada y un equipo de lujo.

Los descartes

Rubén Pérez, el único que tardó en salir Vázquez comenzó agosto insistiendo en que si algo le preocupaba, por encima incluso de los fichajes, era agilizar las salidas. Según explicó el técnico, no es que ninguno de los candidatos a irse haya bajado los brazos, pero sí que tienen la cabeza en otro sitio y eso afecta a las sesiones preparatorias. Hasta ayer, ya con el estadio de Gran Canaria a la vista, el club no había sido capaz de complacer al entrenador, facilitando el cambio de aires de los jugadores que por motivos económicos o deportivos no jugarán con el Dépor la próxima campaña. Nombres como el de Zé Castro, Aranzubia, Assunçao e incluso Manuel Pablo se acumulan en una atestada línea de salida.

Nada que ver con la plantilla limpia de excedentes que encontró Oltra, casi desde el primer día. Rubén Pérez, que no se fue al Getafe hasta el último día del mercado, fue el único que remoloneó con su adiós.

El grupo

Serias dificultades para retener a los más cotizados Y si está complicado ver marchar a los que no cuentan desde hace semanas, tampoco está resultando sencillo retener a los imprescindibles. Tras el descenso de la 2010-2011, futbolistas de la talla de Aranzubia, Colotto, Valerón, Guardado o Riki se apuntaron al reto de volver a Primera. Por el contrario, después de la nueva pérdida de categoría, la estampida ha sido generalizada.

El Flaco y el ariete de Aranjuez eligieron no renovar y el meta riojano tiene una ficha inasumible. Junto a ellos, jugadores importantes en la pasada campaña como Silvio, Pizzi o Abel Aguilar, y otros que lo fueron menos como Nelson o Salomao, no prorrogaron sus cesiones. Ni siquiera Marchena, que mostró públicamente su deseo de seguir, tiene sitio a día de hoy en la nómina blanquiazul.

Al menos, Vázquez esperaba contar con un futbolista que fue clave el año pasado. Nadie jugó más partidos que Bruno Gama y el técnico confiaba en el luso como uno de los pilares del equipo en Segunda. El viernes, expresó su temor por la posible salida de última hora del 16. Un miedo que Lendoiro no ha podido disipar, limitándose a pasarle el marrón a terceros.

Los refuerzos

Pocos, muy tarde y alguno hasta lesionado Ante la falta de continuidad de la mayoría de los hombres clave, el míster y la afición pusieron sus esperanzas en la cantera y en unos fichajes que se han hecho de rogar lo indecible. El entrenador fijó en un par de nuevos arietes su principal objetivo en el mercado. Los pidió de 20 goles por barba. A estas alturas ya se conforma solo con uno (Geijo lleva semanas al caer), además de hacer ficha profesional a Luis y parchear con Arizmendi.

Cuando el elegido, o los elegidos, lleguen necesitarán un proceso de adaptación realmente fugaz. Como el que deberán vivir Culio o Wilk. Empezado ya agosto, Rudy era el único refuerzo firmado y el portugués todavía no ha podido entrenarse debido a una lesión en su pie.

Oltra solo tuvo que esperar por Borja. Pese a que la Liga empezó entonces dos semanas más tarde (huelga incluida), en agosto el técnico valenciano ya contaba con Lux, Ayoze, Jesús Vázquez, Salomao y Bruno Gama.

La formidable demora en las gestiones de este año, con el club salvando el descenso por impagos con solo media hora de margen, ha trastocado muchísimo la precampaña. Vázquez no ha podido ni ensayar el esquema que planeaba usar desde el inicio. A 12 de agosto, «el trabajo acaba de empezar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

Un enorme jardín para Fernando Vázquez en el Deportivo