Fabra dice que el cierre de Canal Nou se hizo «de forma correcta» y busca fórmulas para dar información en valenciano

Trabajadores de RTVV abroncan al jefe del Consell al grito de dimisión a la entrada y salida de un acto en la Fundación Bancaja

Trabajadores de Canal Nou abuchean a Fabra Han perseguido su coche durante unos metros, a pesar de su fuerte escolta policial

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha defendido que el cierre de la Radio Televisión Valenciana (RTVV) se hizo «de forma correcta», ya que se estuvo «esperando a una orden judicial para poder actuar». «Nosotros siempre estamos buscando el cumplimiento de la legalidad y así lo hicimos», ha aseverado.

El jefe del Consell ha realizado estas manifestaciones tras presidir la presentación del 'Libro verde de la empleabilidad universitaria' en la sede del Centro Cultural Bancaja --a cuyas puertas se han congregado multitud de trabajadores de RTVV para protestar-- al ser preguntado por los medios si considera que el 'apagón' de la televisión y la radio públicas valencianas, llevado a cabo en la madrugada del jueves al viernes y que la televisión emitió en directo, se hizo de una forma adecuada.

Además, y al ser interrogado por si volverá a haber una televisión valenciana, ha contestado que ahora lo que hay que ver es que «se está culminando un proceso de finalización». «Y nuestro compromiso es buscar fórmulas para que pueda haber también información en valenciano de todo lo que acontece en la Comunidad».

Sobre si eso se hará a través de la misma señal, ha comentado: «No me he puesto en ningún escenario todavía; lo cierto es que en estos momentos tenemos televisiones públicas que están emitiendo en la Comunidad Valenciana y que pueden ser el mejor soporte, pero aún no hay ninguna decisión tomada».

«Ahora debemos tener un poco de paciencia -ha proseguido-, tenemos que realizar un proceso que ha sido muy complicado y que seguro que lo va a ser porque son muchas cuestiones las que intervienen y lo que tenemos es seguir comprometiéndoos a que haya información de todo lo que acontece aquí, en valenciano, contando nuestra realidad a los ciudadanos de la Comunidad Valenciana».

Por último, cuando se le ha planteado la posibilidad de rectificar la liquidación de RTVV tras la «respuesta social» que se está produciendo ha sentenciado: «La decisión estuvo tomada en el momento en que no se podía asumir un modelo de RTVV que en estos momentos de dificultad económica nos retrotraía a 2011, con 1.700 trabajadores».

«Eso no podía ser, se hizo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que era nuestro ofrecimiento, en su día, para hacerla viable dentro de una realidad económica muy compleja y eso no pudo ser, de modo que la única posibilidad que había al tener que readmitir a los 1.700 trabajadores era el cierre, no había otra», ha insistido.

EL COMITÉ «TUVO LA OPORTUNIDAD DE NEGOCIAR»

En la misma línea, ha considerado que el comité de empresa «tuvo la oportunidad de negociar cuando se estaba abriendo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE)».«Todo el mundo aquí tiene que sacar conclusiones ante la imposibilidad del mantenimiento de una televisión inviable en la realidad económica actual y otros tiene que hacer reflexiones de por qué no quisieron negociar y asumir un nuevo modelo de tv mucho mas reducida para poder adaptarla a las circunstancias de la Comunidad Valenciana».

A su llegada a la sede de la Fundación Bancaja, un numeroso grupo de trabajadores de RTVV ha recibido a Fabra con gritos de 'Fabra dimissió'; 'no teniu vergonya'; 'lladres' y 'Babalà president' -'Fabra dimisión', 'no tenéis vergüenza, ladrones y Babalà presidente'-. Muchos venían del Centro de Producción de Programas de Burjassot (Valencia), donde han presentado un escrito por registro de entrada para dejar constancia de que no les han permitido acceder a su puesto de trabajo tras el 'apagón' de la televisión pública el pasado viernes y la comunicación vía correo electrónico, de madrugada, de que pasaban a estar en situación de permiso retribuido.

Los empleados previamente han recibido a la titular de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, con los mismos gritos de protesta, que han crecido en intensidad a la llegada del jefe del Consell, cuando se han vivido momentos de tensión ya que los trabajadores han llegado a entrar en el edificio siguiendo a Fabra y la Policía les ha impedido el paso con un cordón de seguridad.

Cuando los agentes han dejado acceder a la sala a los periodistas de otros medios de comunicación, algunos de los trabajadores de RTVV han intentado entrar mostrando su acreditación y alegando que querían cubrir el acto y hacer preguntas al presidente.

'VOLEM TREBALLAR' Y 'VOLEM UN PRESIDENT, NO UN DELEGAT'

Ante la negativa de los agentes, los empleados de RTVV que participaban en la protesta han optado por esperar a las puertas del Centro Cultural Bancaja, donde han coreado otras consignas como 'volem treballar' y 'volem un president, no un delegat' --'queremos trabajar' y 'queremos un presidente, no un delegado'--.

Al término del acto, la Policía ha obligado a estas personas y también a algún periodista de otros medios acreditado a retroceder hasta situarse detrás de un cordón de seguridad para facilitar la salida de Fabra y su acceso al vehículo oficial que le aguardaba ante la puerta del recinto. En ese breve trayecto, Fabra ha vuelto a escuchar gritos de 'dimisión', 'ladrones' y 'cobardes' por parte de los trabajadores, que han salido corriendo detrás del automóvil en el que viajaba y alguno de ellos ha llegado a llegado a golpear el vehículo y a colocar su acreditación en la ventanilla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Fabra dice que el cierre de Canal Nou se hizo «de forma correcta» y busca fórmulas para dar información en valenciano