«Gran hermano 14» competirá en su gala final contra «MasterChef»

El programa que conduce Mercedes Milá concluye mañana su temporada con un nivel de audiencia más desigual

la voz

Gran hermano 14 concluye mañana su temporada con un nivel de audiencia más desigual. El pasado jueves, en la semifinal que eligió a los cuatro finalistas, la gala presentada por Mercedes Milá fue líder en cuota de pantalla (17,6 %), pero reunió a menos espectadores que la experiencia de Alberto Chicote con el chef que casi todo lo que sabía de cocina lo aprendió viendo Ratatouille. Pesadilla en la cocina fue seguido por 2.383.000 espectadores, cien mil más que Gran hermano.

La gala final del reality ha sido adelantada al martes por la coincidencia con la Copa Confederaciones de fútbol, que también emite Telecinco.

En este último programa, el llamado experimento sociológico de Telecinco tendrá que medirse de nuevo con los fogones, pero esta vez con los de MasterChef, en La Primera, un programa que se ha convertido semana a semana en el líder absoluto en la noche de los martes.

Mañana toca elegir. O bien seguir a los aspirantes a cocineros en un programa en el que probarán sus platos nueve chefs que lucen en sus galones un total de veinte estrellas Michelin o ver cómo se proclama un nuevo vencedor del premio de 300.000 euros.

Habrá, además, un tercer elemento a tener en cuenta en la parrilla del prime time de mañana: el penúltimo episodio de la serie Gran hotel, que el martes 25 cierra definitivamente su andadura en Antena 3.

Después de que Juan Carlos, Nacho y Álvaro fueran abandonando el programa en la semifinal del pasado jueves, Susana, Igor, Raky y Desi fueron elegidos por la audiencia como los cuatro finalistas que quedan dentro de la casa de Guadalix de la Sierra. En esta semifinal, Mercedes Milá anunció que un grupo reducido de seguidores podrán entrar durante un tiempo en la casa de Gran hermano para estar con los finalistas. Los candidatos fueron seleccionados a través de la página web del programa.

La actual edición de Gran hermano ha bailado varias veces su día de emisión con el fin de buscar el liderazgo de audiencia que persigue su cadena, aunque no siempre lo consiguió. Después de arrancar con un concursante accidentado en los primeros compases de su estreno, vivió después una de las mayores polémicas de sus catorce ediciones con los comentarios que una de las participantes, Argi, hizo sobre su supuesto apoyo a ETA. Telecinco la expulsó de manera fulminante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Gran hermano 14» competirá en su gala final contra «MasterChef»