«He tratado de hacer siempre lo que me ha dado la gana»

La Brisa de la Vida, que ya se representó en Vigo, ha conseguido un rotundo éxito en toda la geografía española y se representa en A Coruña hoy y mañana


a coruña

Amparo Rivelles se inició en el mundo del espectáculo con sólo trece años. Desde entonces, su carrera ha sido imparable y ha participado en largometrajes como Mister Arkadin , de Orson Welles (1955) o Soldados de plomo (1983). En el 2001, con la representación de la obra Paseando a Miss Daisy , Amparo Rivelles encarnó a Jessica Tandy, la señora de armas tomar que no quería chófer. Hoy y mañana, actuará junto a Nuria Espert en el Rosalía de Castro, de A Coruña, representando en La brisa de la vida a la amante de un hombre por el que las dos se pelean.-¿Cómo se enfrentará al encuentro con el público de A Coruña?-Estoy muy tranquila, porque sé que es una obra espléndida y que tiene todos los ingredientes para gustar. Seguimos con la buena racha desde que se estrenó en Avilés.-¿Con qué se va a encontrar el espectador en «La brisa de la vida»?-Intentaré dar lo mejor de mí misma. Siempre lo he hecho, siempre doy lo mejor que tengo. El público es cariñoso y creo que lo merece.-¿Quién es Amparo Rivelles en la obra dirigida por Lluis Pasqual?-Yo soy la amante, una mujer mayor, segura, libre, retirada en la isla de Wight, que destacó en su juventud por su defensa de los derechos civiles y participó en la corriente hippie . Una liberal, vamos.-Una mujer a contracorriente, como usted lo fue en su día.-Pues sí, yo he tratado de hacer siempre lo que me ha dado la gana, aunque, claro, no siempre he podido conseguirlo.-¿Es la primera vez que actúa junto con Nuria Espert?-Sí. Es la primera vez que ocurre. Es estupendo. Nos ayudamos, cada una está pendiente de la otra. Hay un grado de compenetración y de comunicación profunda entre nosotras. Nuria es una gran actriz.­-A lo largo de la obra, las dos tratan de herirse mutuamente, lo cual les lleva a confesar cosas que nunca contaron a nadie.-No es exactamente eso. No nos enfrentamos en todo. Ni existe una guerra absoluta entre nosotras.-¿Cómo se consigue captar la atención del público en una pieza teatral que el director ha definido como obra sin estructura, sin nudo ni desenlace?-La tensión se mantiene desde el principio, ya que el público va buscando quién es la otra mujer, es decir, la amante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«He tratado de hacer siempre lo que me ha dado la gana»