Pelea de sexos en Twitter por una invitación a un café

El origen del «hashtag» #Machismopúblico, que ha colapsado Twitter desde ayer, sacó a colación qué es machismo o no en la actualidad


Redacción
Twitter está que arde de nuevo. Después de haberse juntado en los últimos días los últimos consejos sobre cómo evitar una violación del Ministerio de Interiory la libertad sin cargo de los jóvenes que fueron detenidos acusados de una supuesta violación a una chica en la Feria de Málaga, la opinión pública está sensible con temas relacionados con el machismo. La gota que colmó el vaso en la plataforma de microblogging, un peligroso pozo que recoge los pensamientos más profundos y los más irrelevantes a su vez, ha sido un tuit de una periodista, Sara R. Gallardo, que comenzó este pasado miércoles a publicar en su cuenta personal «las situaciones de machismo» que vive diariamente «en lugares públicos». Tan solo le dio tiempo a escribir dos episodios violentos para la periodista, pues uno de ellos provocó tal polémica que a las 10:00 horas del jueves continúa siendo Trending Topic el hashtag #Machismopúblico. La frase crítica «He ido a la biblioteca a estudiar como todas las mañanas y el chico de enfrente me ha dicho que si quería tomar un café» ha conseguido en tan solo un día, más de 3.700 retuits y casi mil favoritos. La polémica estaba servida.Cientos de hombres y mujeres empezaron a hacer tuits irónicos, esa vía de escape que muchos usuarios de Twitter emplean para desahogarse a la par que consiguen repercusión, y así se inventaron situaciones inverosímiles, y otras no tanto, en las que un hombre era machista con una mujer. Los insultos también fueron frecuentes, y muchos seguidores emplearon la palabra «feminista» como tal. Gallardo hizo un par de aclaraciones a las primeras personas que le respondieron en su Twitter, acusándola de «exagerada». Explicó que su desagrado había sido causa de «Molestar a alguien que no conoces traspasando los límites de una confianza que no te ha dado.». Incluso se atrevió a retuitear algunos insultos no relacionados con la frase que había soltado, que atacaban a su aspecto físico. Después se desvaneció de la esfera digital, quizás colapsada por todas las menciones que le habían defendido o provocado en tan solo cuestión de horas. El jueves por la mañana volvía a aparecer en su cuenta de Twitter para responder con un poema de García Lorca y la frase «Si quieren hacer algo útil, lean a Lorca. También pasó algo con él y el café hace 78 años», y a continuación un enlace a «Ciudad sin sueño» del poeta granadino. Otros adoptaron la postura de defender la reflexión de Sara R. Gallardo y criticaron el ataque que la periodista había recibido, argumentando que el machismo estaba a la orden de día por las respuestas «chistosas» que se han podido ver en Twitter durante la jornada y que siguen aumentando. La conocida cuenta de @Barbiijaputa defendió a la creadora del tuit, ya que «lo que no es normal es que haya tíos diciéndole a esa chica por qué sí o no debe sentirse acosada».

Votación
15 votos

Pelea de sexos en Twitter por una invitación a un café