Patrocinado por

El Atlántico engulle la costa de Galicia. ¿Qué ha pasado?

SOMOS MAR

Jornada de domingo con niebla en la playa de A Lanzada
Jornada de domingo con niebla en la playa de A Lanzada ADRIÁN BAÚLDE

Una espesa niebla cubrió ayer el litoral gallego desde primeras horas de la mañana, provocando un desplome de las temperaturas

19 jul 2021 . Actualizado a las 18:43 h.

El verano puede parecer una estación cómoda para los meteorólogos, pero nada más lejos de la realidad. Es cierto que cuando hay un predominio claro del anticiclón de las Azores se puede predecir con relativa facilidad sol y calor durante varios días. Sin embargo, en esta época del año influyen muchos los fenómenos locales, como las tormentas, por ejemplo. Resulta fácil anticipar los ingredientes que pueden propiciar la formación de un sistema tormentoso, pero más complicado es saber con precisión si finalmente descargará agua y cuánta. De ahí que muchas veces sorprendan por su intensidad.

Otra manifestación meteorológica que tiene el don de la oportunidad es la niebla. Su presencia depende de muchas variables como el viento, la temperatura del aire y el mar. También se pueden anticipar los elementos que darán lugar a que aparezca, lo cual no significa que vaya a hacerlo. Por ello, la niebla costera es fan de pillar a los gallegos desprevenidos y arruinar lo que estaba siendo un precioso día de playa. Esto es justo lo que ocurrió este domingo y se mantiene este lunes. Aunque en esta ocasión hay que reconocer que los modelos meteorológicos llevaban indicando una alta probabilidad de que el Atlántico engullese a la costa gallega. Así lo anunciaron el sábado tanto MeteoGalicia como Aemet en sus cuentas de Twitter. Y sucedió. Una vez más, se pone de manifiesto que la ciencia meteorológica, tan criticada a menudo injustamente, funciona a la perfección. Si alguien opina lo contrario es porque se olvida de que la atmósfera pone todo de su parte para dificultar cualquier intento de anticipar su comportamiento.

El fenómeno que fastidó un prometedor día de playa se llama niebla de advección, uno de los tres tipos que existen. Afectan al litoral gallego, sobre todo a las Rías Baixas. De hecho, las nubes bajas llegaron antes a la costa sur que al noroeste, ya a primeras horas de la jornada de ayer. El principal factor que ha dado pie a la formación es la ausencia de viento. Sin una circulación del aire predominante, la naturaleza se impone. Las reglas naturales establecen que la superficie se calienta con mayor fuerza que el océano. Como odia los desajustes reacciona poniendo en marcha corrientes que se desplazan de mar a tierra para compensar ese desequilibro térmico. La masa de aire entra hacia la costa, se pone en contacto con el agua gélida, se va enfriando y cargando de humedad hasta que condensa y produce la niebla que asoma como una lengua que cubre todo a su paso, provocando, además, una bajón térmico de forma súbita.

Eso sí, el aire marítimo únicamente afectó al extremo oeste. En el resto de la comunidad, el domingo fue una jornada muy calurosa, con máximas que volvieron a superar los 35 grados en diferentes puntos del sur de Lugo y en la provincia de Ourense.

En cuanto a la previsión para esta semana, parece que las nieblas costeras seguirán siendo protagonistas. La probabilidad de lluvia sigue aumentando a partir del jueves. Viendo la previsión a medio plazo el consejo es aprovechar cada minuto de sol.