Patrocinado por

«O plan é como a Constitución, se non hai plan, non hai normas no marisqueo»

e. abuín / r. estévez REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

Martina Miser

Federaciones y cofradías en particular se presentarán como codemandadas

22 may 2021 . Actualizado a las 04:45 h.

Las réplicas del seísmo institucional que el Ministerio para la Transición Ecológica ha provocado al interponer un recurso contencioso-administrativo para derogar el Plan Xeral de Explotación Marisquero de Galicia todavía no se han hecho notar en las playas. En arenales, bancos naturales y rocas, los productores continúan desarrollando su actividad con total normalidad, ajenos a la batalla administrativa que se libra y que podría traer la ley de la selva a las zonas de extracción. «O plan xeral é como a Constitución, que pon normas e regras, se non hai plan, non hai normas», advierte José Antonio Pérez, presidente de la Federación Galega de Confrarías. Así es que, si se decide la suspensión cautelar del plan o, lo peor, si finalmente se deroga, «non habería base xurídica para impedir que un produtor sacase 50 quilos de ameixa da praia; no mar ten que haber normas», explica.

Desde de la Consellería do Mar apuntan algo similar: que el mar quedaría sin normas. A su entender, la anulación de la orden de la Xunta «non suporía a volta ao anterior, senón que deixaría ao sector sen plan xeral, suspendendo a validez dos 94 plans de xestión» que están incluidos en el global. Por tanto, si el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) falla a favor del recurso de Transición Ecológica, el sector no podría trabajar «ante a ausencia de normas que regulasen a súa actividade» y la Xunta se vería obligada «a buscar con urxencia alternativas de regulación coas que garantir unha explotación ordenada».

De todos modos, en el sector confían en que los tribunales dejen las cosas como están. José Antonio Pérez, también patrón mayor de Ribeira, estaba ayer reunido con la junta general de ese pósito para pronunciarse sobre la presentación como parte perjudicada en el recurso, toda vez que ya ha sido publicado en el Diario Oficial de Galicia. La resolución da nueve días de plazo para incorporarse a los interesados. Y además de las federaciones provinciales y la gallega, también se presentarán como codemandadas las cofradías que así lo decidan a título particular. Pérez adelantó que la de Ribeira figuraría en el expediente. Otras lo están todavía valorando.