Patrocinado por

Noruega rechaza definitivamente dar una pensión a los exmarineros gallegos

e. abuín REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

MARCOS MÍGUEZ

El colectivo de afectados tiene seis meses para acudir al Tribunal de Derechos Humanos

14 jun 2019 . Actualizado a las 14:27 h.

No, no, no, y hasta cinco veces no. La Justicia noruega ha cerrado definitivamente la puerta al colectivo de exmarineros españoles -unos 10.000 son gallegos- que reclamaban al Estado nórdico su derecho a recibir una pensión de jubilación por haber trabajado en buques mercantes con bandera de aquel país.

La Comisión de Apelaciones noruega rechazó admitir a trámite el recurso presentado por los afiliados a Long Hope -la asociación gallega que agrupa a varios afectados- al considerar unánimemente que «no existen motivos suficientes para presentar el caso ante el Tribunal Supremo». ¿Por qué? La verdad es que no se afana mucho en justificar los motivos de la desestimación. Deja entrever, eso sí, que la cuestión no tiene enjundia suficiente para llegar a esa sala: «La comisión solo puede dar su consentimiento cuando la apelación se refiere a cuestiones que son importantes fuera del presente caso, o cuando por otros motivos es particularmente importante que el caso se resuelva en la Corte Suprema». Y que septuagenarios reclamen su derecho a pensión no debe ser sustancial.

Así que Noruega despacha a los jubilados gallegos, les cierra las puertas de sus juzgados y les da dos semanas para que abonen 890 euros en concepto de costas procesales.