Patrocinado por

Noia da reposo a sus bancos de marisco

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

SOMOS MAR

Carmela Queijeiro

La campaña cerró con una facturación de 18 millones, la segunda mayor de la historia de la cofradía

29 mar 2019 . Actualizado a las 13:06 h.

La mayor empresa de las comarcas de Noia y Muros cerró ayer hasta septiembre. Unos 1.600 mariscadores, entre a flote y a pie, faenarán a partir de ahora en otras aguas, para que los bancos de los que sale el 70 % del berberecho de Galicia descansen lo suficiente para continuar siendo la gran reserva de este bivalvo: «Nas praias queda material para a próxima campaña», apuntaba Francisco Javier Rodríguez, profesional de Portosín que lleva toda su vida sacando el fruto de la ría.

Al mediodía, las embarcaciones comenzaban a descargar los últimos lotes de una temporada excepcional. Los 18 millones de euros facturados la convierten en la segunda mejor de la historia, algo que ya vaticinó hace un par de meses el patrón mayor, Santiago Cruz, que ayer recalcaba: «Xa dixen que, se todo marchaba ben, acadaríamos cifras excepcionais». El récord está en la pasada campaña, que concluyó con un movimiento económico de 19,7 millones de euros.

A la una de la tarde, cuando la práctica totalidad de los mariscadores de a flote habían descargado sus capturas, las mujeres emprendían el camino hacia los arenales para recoger los últimos kilogramos. En esta semana final, la cofradía decidió incrementar los cupos de berberecho, en previsión de una mayor demanda por parte de compradores ávidos de hacerse con un producto que, en fresco y de Noia, no regresará a los mercados hasta otoño.