Patrocinado por

Y que el pulpo reparta suerte...

Lucía Vidal
l. vidal REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

El cefalópodo será la imagen del cupón el 16 de julio, día de la patrona del mar. Las cofradías podrán establecer sus propios puntos de venta de boletos de la ONCE

19 feb 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El pulpo Paul predijo el triunfo de España en el Mundial de Sudáfrica 2010. Y acertó. Este oráculo animal cotizó al alza hasta el punto de que el Concello de O Carballiño llegó a ofrecer hasta 30.000 euros por su fichaje. Protagonizó una película y hasta tuvo quien heredase sus dotes adivinatorias: Rabio, un pulpo gigante del Pacífico, que dio en el clavo con los resultados de Japón en la competición futbolística celebrada en Rusia el año pasado.

Tal reparto de suerte no ha pasado desapercibido. El cefalópodo, ese que tantos disgustos ha dado a los bolsillos de los gallegos este verano, protagonizará el cupón del sorteo de la ONCE el próximo 16 de julio, coincidiendo con el día de la Virgen del Carmen, patrona de los marineros: «Sabiamos que ía ser en xullo, pero foi unha sorpresa comprobar que ademais caía nesa xornada de tanto significado para as xentes do mar», asegura José Basilio Otero, presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, que acaba de firmar un convenio con la Organización Nacional de Ciegos para el impulso del consumo de pescado.

Al pulpo le precederá el atún rojo el día 15 de julio, y le sucederán los días 17 y 18 de ese mismo mes, la sardina y la sama de pluma (una especie endémica de Canarias), respectivamente. En total se editarán 22 millones de cupones. «É unha publicidade impagable», reconoce Otero, que recuerda la huella que dejaron campañas como la del «Pezqueniñes no, gracias». «Escollemos estas especies porque nos parecían representativas de toda a xeografía nacional, de todo o arco mariñeiro do país». Para esas fechas es probable que el precio sea diferente a la astronómica cantidad que alcanzó hace unos meses: «Xa non está a catorce euros que se pagaba o polbo de dous quilos, que xa anda polos nove», admite Basilio. «Aquilo foi salvaxe. É verdade que tamén había moita demanda estranxeira, e importábase unha gran cantidade. E logo -explica- que tamén levaba moito tempo a un prezo moi estable».

La iniciativa de cupones asociados a productos del mar continuará en el año 2020 con el lanzamiento de otros cuatro. Hasta ahora, cada cofradía dictaba sus propias normas. Había algunas que dejaban entrar a los vendedores de la ONCE y otras que no. La firma del convenio entre el Grupo Social ONCE y la Federación de Cofradías permitirá el acceso a todas ellas.

Y no solo eso. Las propias cofradías podrán establecer puntos de venta en sus instalaciones, atendidos por personal de la ONCE o de los pósitos. «Máis ben serán destes últimos, porque o persoal da ONCE non adoita estar nun lugar único. Móvese moito. Algunha confraría xa mostrou o seu interese», desvela Basilio Otero.

El acuerdo persigue mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad visual fomentando, no solo la accesibilidad universal de este colectivo, sino facilitando su integración laboral en el sector pesquero y en actividades relacionadas.

Entre ambos, cofradías y ONCE, «dan trabajo a más de 110.000 personas», asegura Miguel Carballada, presidente de la organización.

¿Se vende mucho cupón en la lonja? «Pois depende. Canto máis vale o peixe, máis se compra. Porque claro, hai máis cartos», sentencia Basilio.