Patrocinado por

Piratas somalíes secuestran el primer buque comercial desde el 2012

La Voz NAIROBI / EUROPA PRESS

SOMOS MAR

En el barco se encontraban ocho personas cuando se produjo la persecución y posterior desaparición

15 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Las autoridades de Somalia confirmaron ayer que un grupo de piratas somalíes han secuestrado el buque petrolero Aris 13, con bandera de Sri Lanka, que se desplazaba de Yibuti a Mogadiscio, la capital del país, en lo que supone el primer secuestro de una embarcación comercial desde el 2012.

El mercante, que realizó una llamada de auxilio el pasado lunes, apagó posteriormente su sistema de rastreo y alteró su recorrido para dirigirse a la localidad portuaria somalí de Alula, según informó John Steed, miembro del programa de asistencia Ocean’s Beyond Piracy, de una oenegé estadounidense.

«Los piratas han secuestrado el petrolero y lo han trasladado a una zona cercana a Alula», señaló el comisionado de distrito de esa localidad somalí, Mohamud Ahmed Eynab. Los piratas, por su parte, han confirmado que se encontraban a la espera de la embarcación.

Según Steed, en el barco se encontraban ocho personas cuando se produjo el secuestro. «El buque alertó el lunes por la tarde de que estaba siendo perseguido por dos esquifes. Después desapareció», dijo.

Rastreo

La fuerza naval de la Unión Europea (EU-Navfor) sobrevoló la zona en un intento por hallar la embarcación. El buque Aris 13 pertenece a la empresa panameña Armi Shipping y es gestionado por Aurora Ship Management, en Emiratos Árabes Unidos.

El buque estaba siendo supervisado por la Organización de Comercio Marítimo de Reino Unido (UKMTO), que coordina las embarcaciones en la zona del golfo de Adén. Hace cinco años, los piratas somalíes llevaron a cabo 237 ataques en las costas de Somalia, según la Oficina Marítima Internacional (IMB).

En el 2011, Ocean’s Beyond Piracy calculó que el gasto en piratería ascendía a los 6.577 millones de euros. La cifra de ataques descendió notablemente cuando los barcos comenzaron a evitar la costa somalí y reforzaron las medidas de seguridad.

La intervención de las fuerzas navales regionales han impedido varios secuestros en la zona y han aumentado la seguridad en el área, que supone una ruta estratégica.