Patrocinado por

Un gigantesco petrolero con avería busca refugio en Langosteira

Emiliano Mouzo A CORUÑA / LA VOZ

SOMOS MAR

El «Max Jacob», de 274 metros de eslora, navegaba con 148.000 toneladas de fuel de Róterdam a EE.UU.

23 dic 2016 . Actualizado a las 12:09 h.

El petrolero Max Jacob cargó en Róterdam 148.000 toneladas de fuel y puso rumbo a un puerto de Estados Unidos. Pero los planes se le torcieron justo cuando navegaba frente a las costas coruñesas, al sufrir una avería en su máquina, un problema que solamente le permite navegar a velocidad reducida, a 5,5 nudos, y en medio de un fuerte mar de fondo con olas de hasta seis metros.

El capitán del buque tanque, de 274 metros de eslora, 48 de manga, 16,5 de calado y abanderado en Liberia, solicitó autorización a la Capitanía Marítima de A Coruña para poder entrar en el puerto de esta ciudad. Y fue autorizado, pero para atracar en las nuevas instalaciones portuarias de punta Langosteira, en el puerto exterior ubicado en la costa de Arteixo, «ya que en los muelles urbanos no podría hacerlo porque el calado máximo de los canales es de 15,5 metros», señalaron desde Prácticos de A Coruña.

Así, el Max Jacob tiene previsto llegar a las inmediaciones de la bocana de Langosteira en torno a las ocho de la mañana, aunque «no procederemos a la maniobra de entrada hasta el mediodía, aprovechando la pleamar, para incrementar la seguridad de la operación», subrayaron desde las oficinas de los pilotos del puerto coruñés.