Un estudio sitúa el norte de Lugo como una de las zonas del mundo con más densidad de lobos

Publicado en la revista del Ibader, prueba que buena parte de los ejemplares de España y Portugal están en Galicia

Captura del vídeo de un lobo que aportan los invesigadores a la publicación
Captura del vídeo de un lobo que aportan los invesigadores a la publicación

Lugo / La Voz

El norte de la provincia de Lugo es una de las zonas del mundo con mayor densidad de lobo, con entre cinco y once ejemplares por cada 100 kilómetros cuadrados. Es una de las conclusiones que se extraen de un trabajo de investigación publicado en la revista del Ibader (Instituto de Biodiversidade Agraria e Desenvolvemento Rural) y encabezado por Pedro Alonso Iglesias, David Martínez Lago y Miguel Hevia Barcón. Los investigadores realizaron, de manera altruista, un censo de la población de lobos del norte de Galicia y una estimación de su densidad. Además, ratificaron que buena parte de los grupos reproductores de la especie que hay en España y Portugal se encuentra en Galicia.

El trabajo recoge resultados en prospecciones analizadas en los años 2019 y 2020, en un área de 2.900 kilómetros cuadrados. El último censo oficial, elaborado por la Xunta de Galicia en el año 2013 y 2014, revisado parcialmente en el 2015, cifró en seis grupos la presencia reproductora de la especie y ya alertaba de resultados que mostraban un significativo incremento del número de grupos, al pasar de 68 a 90. Sin embargo, el aumento de la cantidad de lobos no ha sido inmediato y, apuntan los investigadores, se gesta desde principios del siglo, aunque no se hubiese detectado en el censo de la Xunta.

El trabajo demuestra que hay un mínimo de 22 grupos del cánido, alejándose así de los resultados que refleja el último censo elaborado por la administración autonómica. En 16 de las agrupaciones se ha confirmado la reproducción. La investigación pone sobre la mesa la necesidad de que se actualicen ya los censos del lobo, algo que contempla el Plan de Xestión do Lobo en Galicia, aprobado en el 2008 puesto que establece que uno de los pilares para gestionar adecuadamente la especie es hacer un seguimiento continuado y correcto de las poblaciones.

Una gestión mejorable

De las conclusiones del estudio se extrae también que para tramitar los daños del lobo de manera eficiente y precisa hay que tener información actualizada y detallada de las poblaciones del cánido. Solo así se puede hacer un diagnóstico que permita mejorar los conflictos y hacer una buena conservación del lobo en el medio rural.

Pedro Alonso Iglesias desarrolló entre los años 2016 y 2017 trabajos de asesoría en el funcionamiento de las comisiones provinciales de valoración de daños por ataques del lobo al ganado en Galicia. Entonces comprobó que la localización, casuística, frecuencia y magnitud de los daños registrados en la comunidad no se correspondían con lo que se podía esperar del nivel de población detectado en los censos realizados años antes. En el 2019 empezaron los trabajos para detectar grupos reproductores y estimar la población en un área situada en el tercio norte de la provincia de Lugo y en el nordeste de la de A Coruña, área en la que se localizaba más del 20 % de los daños registrados en Galicia.

El área de estudio parte de Ribadeo hacia A Pontenova pero también se centra en la zona que conforman Abadín, Vilalba y Monfero, además del ascenso hacia la península de Capelada, delimitando una superficie de unos 2.900 kilómetros cuadrados desde más al sur de los nacimientos de los ríos Mera, Sor, Landro, Eume, Ouro y Masma hacia el mar y, con el Eo como límite hacia el este.

En 2019, los tres investigadores recorrieron 3.311 kilómetros de pistas y caminos y en el 2020, 4.267. Su trabajo les proporcionó 93 evidencias de reproducción en el 2019 y 137 en el 2020. Lo confirmaron a través de vídeos o fotografías de hembras preñadas o paridas y de cachorros, con observación directa y estaciones de escucha que desvelaron los coros de las crías.

El futuro del lobo: más manadas, control de poblaciones, carroña en el monte y censos cada lustro

María Guntín

El borrador del Gobierno para la gestión del animal avanza que asumirá el copago de daños con las comunidades

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha elaborado, bajo el amparo del Comité de Flora y Fauna Silvestres de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, un primer borrador que recoge las bases de la estrategia para la gestión y conservación del lobo en España, una vez este sea incluido en el Listado de Especies de Especial Protección (Lespre). Su vigencia será indefinida y el Miteco se compromete a cofinanciar los daños provocados por el animal. Estas son sus principales medidas.

Retos

Objetivo: 350 manadas. La intención es incrementar entre un 10 y un 20 % el área de distribución del lobo, asegurando la expansión hacia el este peninsular y a territorios donde haya poca conflictividad con la ganadería. Asimismo, pretende alcanzar las 350 manadas, 53 más que las actuales (297). Su censo se actualizará cada cinco o seis años.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Un estudio sitúa el norte de Lugo como una de las zonas del mundo con más densidad de lobos