Lorena Castell gana «MasterChef Celebrity 7»

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Lorena Castell en una imagen de archivo.
Lorena Castell en una imagen de archivo. Europa Press ReportajesEuropa Press

La presentadora y Manu Baqueiro fueron los finalistas del programa

30 nov 2022 . Actualizado a las 18:56 h.

Lorena Castell se coronó este martes como ganadora de la séptima edición de MasterChef Celebrity. Lo hizo en una final contra Manu Baqueiro, actor de origen gallego y conocido por su papel en Amar es para siempre, en la que ambos han exhibido una gran evolución en la cocina, con dos menús que, en palabras de los jueces «perfectamente podrían lucir en cualquier carta de un restaurante de estrella Michelín».

«Estoy súper feliz. Mucha parte de este trofeo es de mi madre, porque he aprendido de ella de tantas horas viéndola cocinar», señaló la presentadora al recibir el trofeo y los 75.000 euros que ha donado a la ONG Juegaterapia. Además, los dos duelistas podrán asistir a un curso de cocina creativa de un fin de semana en el Basque Culinary Center, la prestigiosa Facultad de Ciencias Gastronómicas de San Sebastián.

Según Jordi Cruz, la presentadora «ha tenido la mejor filosofía de todas las ediciones». Su último menú no solo convenció al jurado —formado por Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera— sino también a los  chefs Massimo Bottura y Joan Roca. Acompañados de sus familiares y compañeros de edición, ambos han elaborado un entrante, plato principal y postre con un denominador común: estaban inspirados en su familia. Para construir las comidas, la presentadora se inspiraba en todos los viajes que hizo junto a su hermano y otros recuerdos.

Comenzaba con un suquet de peix thai elaborado con mazorcas, gamba y ahumados en el que trasladaba sus recuerdos de Barcelona a Tailandia, gracias a los puntos picantes y los sabores exóticos. Como principal sirvió fabes con almejas hindi style, un homenaje a sus amigos con inspiración en un viaje a la India. Como postre, pensado a raíz de una escapada a Bali, unas perlas de lichi con un helado llamado «Eclipse lunar», que ha dedicado a su hijo, Río, y a su novio, Rubén. También, como el plato anterior, estuvo inspirado en un viaje. En palabras de los jueces, se trató de «un postre maravilloso, técnicamente impecable».

En cambio, Baqueiro, que después de meses de intenso trabajo y esfuerzo, ha sufrido las consecuencias de no poder controlar los nervios y ha cometido algunos fallos en el cocinado, como la alta cocción del pescado o la lentitud en algunas elaboraciones, lo que ha derivado en que se quedara sin el trofeo. A pesar de todo, los jueces han querido felicitar su «progreso y evolución», así como los platos presentados. Construyó sus platos como un viaje a sus tierras gallegas. «El menú es una gran comida gallega, casero. Gracias por hacer un recorrido con tanto cariño por una tierra maravillosa», indicó Rodríguez.

Como entrante presentó unas cigalas en honor a su abuela Amalia. El principal consistía en un mero envuelto en hoja de plátano y el postre, llamado Malpica en recuerdo a la localidad gallega, estaba hecho a base de cremoso de queso, velo de café, helado de almendras y bizcocho. Todo esto, esto acompañado de un poco de queimada. «El helado es lo mejor del plato porque está espectacular», le felicitó Vallejo.

De esta manera Lorena Castell se suma a la lista de ganadores del programa culinario más seguido de España, que en su edición con famosos ha coronado al periodista Juanma Castaño y al presentador Miki Nadal, Tamara Falcó, al actor Miguel Ángel Muñoz, a la actriz Raquel Meroño, a la nadadora Ona Carbonell y al piragüista Saúl Craviotto.

Castell y Baqueiro se alzaron este lunes como los dos duelistas de MasterChef Celebrity tras haber vencido a María Escoté (tercera posición) y Patricia Conde (cuarta) en la semifinal. Por primera vez, el programa ha emitido su final en dos días.

En la primera parte, la presentadora fue la primera en lograr su puesto en la final al ser la mejor, según los jueces, al replicar un plato del chef Oriol Castro, cuyo cocinado tuvieron que seguir los cuatro finalistas paso a paso. Mientras, el actor consiguió la chaquetilla en la prueba de exteriores que se desarrolló en el Mandarín Oriental Ritz, dirigido por el chef Quique Dacosta.

Especiales para Navidad

El mes de diciembre volverá MasterChef a la televisión. Lo hará con un especial navideño en el que abrirá sus puestas a antiguos concursantes: Cayetana Guillén Cuervo, José Corbacho, Anabel Alonso, Bibiana Fernández, Mario Vaquerizo, Boris Izaguirre, Florentino Fernández, La Terremoto de Alcorcón y Carmina Barrios. Junto a algunos participantes de MasterChef Junior como asesores se enfrentarán a nuevos y divertidos retos gastronómicos. 

El actor Manu Baqueiro emociona en MasterChef Celebrity con su postre «Malpica»

P. Blanco, F. Rodríguez

Malpica va estos días de cocina. Después de acoger una de las paradas en Galicia del popular chef británico Gordon Ramsay, ahora el propio nombre de la localidad ha sido difundido en un programa nacional de gran audiencia (RTVE). Fue el actor Manu Baqueiro quien, durante la gran final de MasterChef Celebrity 7, llamó así al postre que preparó: Malpica. Se emocionó y emocionó. Aunque nació en Madrid, como ya contó en su día para La Voz, tiene sangre gallega. Algunos de sus mejores recuerdos están en localidades como Pontecaldelas, Raxó o, precisamente, Malpica de Bergantiños, uno de los corazones de la Costa da Morte. Una simple palabra, recoge la crónica de MasterChef, basta para contar muchos sentimientos: «Malpica para mí es mi hermano, mi madre y el padre de mi hermano, que en paz descanse», dijo el actor antes de tener que coger aire. «Malpica es un pueblo gallego de pescadores. No es el más bonito del mundo. Pero es un pueblo que para mi hermano y para mí ha sido de esas épocas felices de la vida que ya sabes que no vuelven y que quisieras que no se hubieran ido. Pasábamos el día en el puerto, íbamos a la lonja cuando sonaba la sirena a ver qué traían...», evocó durante su explicación del postre: cremoso de queso con velo de café y helado. «Cuando llegábamos a casa siempre había un helado para mi hermano, de almendras, que le encantan», completó. Se atrevió también con el conjuro de la queimada. 

Seguir leyendo