Camilla Parker: «Fui señalada durante tanto tiempo que tuve que encontrar la manera de vivir con ello»

joaquina dueñas MADRID / COLPISA

SOCIEDAD

Camilla Parker, duquesa de Cornualles, en las carreras de Ascot
Camilla Parker, duquesa de Cornualles, en las carreras de Ascot PHIL NOBLE | REUTERS

La futura reina consorte habla de cómo superó ser la mujer más odiada del Reino Unido en una extensa entrevista concedida ante su 75.º cumpleaños

20 jun 2022 . Actualizado a las 15:17 h.

En poco menos de un mes, el 17 de julio, Camilla Parker cumplirá 75 años. «Quién quiere tener 75 años, la verdad, pero no hay nada que podamos hacer al respecto; así es la vida», dice ella misma en la entrevista que ha concedido a la revista Vogue con motivo de su aniversario y que se publica este lunes. En ella hace un repaso de su vida, de los diferentes obstáculos superados y de cómo ha sido el camino que la ha llevado a la estabilidad y felicidad en la que dice vivir actualmente. Una etapa en la que tienen una gran importancia sus cinco nietos, todos ellos con edades entre 12 y 14 años: Lola y Freddy, de su hijo Thomas Charles; y Eliza, Gus y Louis, de su hija Laura Rose.

Cuenta que le encanta jugar con ellos al Wordle, un juego online de moda en el que cada día hay que adivinar una palabra en el menor tiempo posible. Compara sus puntuaciones con una de sus nietas, enviándose mensajes de texto para ver quién de las dos lo ha conseguido antes. Y es que Camilla disfruta como cualquier abuela de poder dar algunos caprichos a sus nietos. «Lo bueno de ser abuela es que puedes consentirlos de vez en cuando, darles algo de las cosas que sus padres les prohíben tener», confiesa.

Camilla no esquiva ningún tema en la entrevista y aborda lo duros que fueron los años en los que era considerada como «la mujer más odiada» del Reino Unido, después de que el príncipe Carlos decidiera dejar a su esposa, la princesa Diana de Gales, y más aún tras el trágico accidente en París que le costó la vida a Lady Di. «Fui señalada durante tanto tiempo que lo único que me quedaba entonces era encontrar la manera de vivir con ello», confiesa. «A nadie le gusta padecer algo así», lamenta. «Pero creo que al final lo supero y me pongo manos a la obra», admite.

Aguas calmadas

Y es que con el paso de los años las turbulentas aguas de la opinión pública contra ella se fueron calmando. Tanto que ahora goza de una imagen razonablemente buena, además del apoyo de su suegra, la reina Isabel II, que decretó que Camilla sea considerada reina consorte una vez que su hijo mayor la suceda en el trono. «Siempre estaré profunda y humildemente agradecida por la lealtad y el afecto que seguís mostrándome, pero, cuando llegue el momento, mi hijo Carlos será rey. Sé que le daréis tanto a él como a Camilla el mismo apoyo que me habéis dado a mí», dijo la soberana a sus súbditos.

La relación con el príncipe Carlos, que mantuvieron oculta durante los años que ambos estuvieron casados, comenzó como un auténtico escándalo y se ha ido consolidando y normalizando también con el paso del tiempo. A pesar de que sus agendas los mantienen muy ocupados, Camilla habla de su secreto para seguir dedicándose tiempo. «Siempre tratamos de tener un punto en el día para reunirnos. A veces es como si fuéramos dos barcos que se cruzan en la noche, pero al final siempre nos sentamos juntos, tomamos una taza de té y hablamos sobre nuestro día», explica. «Es encantador ponerse al día cuando tenemos un poco de tiempo. Cuando nos vemos, lo mejor es que nos sentamos y leemos nuestros libros en diferentes rincones de la misma habitación. Es muy relajante porque sabes que no tienes que entablar una conversación. Solo tenemos que sentirnos y estar juntos», relata.

Una foto gigante en Picadilly felicita a Isabel II por su setenta aniversario en el trono

Isabel II autoriza a Camilla Parker a usar el título de reina consorte cuando su hijo Carlos la suceda en el trono

la voz

La reina Isabel II ha expresado su deseo de que la esposa del príncipe Carlos, Camilla, «sea conocida como reina consorte» cuando su primogénito se convierta en rey, en un mensaje difundido por el aniversario este domingo de sus 70 años en el trono.

Esta es la primera vez que la soberana, de 95 años, aclara este punto, pues hasta ahora se especulaba con que la segunda esposa del heredero al trono, con la que se casó en el 2005 estando ambos divorciados, podría ser solo princesa.

En su personal carta a la nación con motivo de su Jubileo de Platino -la primera monarca británica en cumplirlo-, que firma como «Su Servidora», Isabel II abre la puerta a su sucesión.

Seguir leyendo