«No quiero seguir viviendo cuando no reconozca a mi mujer»

doménico chiappe COLPISA / MADRID

SOCIEDAD

Imagen de la exposición «Retratando en plata», sobre el alzhéimer
Imagen de la exposición «Retratando en plata», sobre el alzhéimer

El Día Internacional del Alzheimer descubre que el 75 % de los enfermos ha visto agravada su patología por la pandemia. Santiago Marimón, paciente, ha redactado un testamento vital para que le apliquen la eutanasia cuando pierda la memoria y «deje de ser persona»

21 sep 2021 . Actualizado a las 14:35 h.

Ha tenido una buena vida y ahora quiere tener una buena muerte. Que suceda antes de que el alzhéimer, que le diagnosticaron hace más de seis años, cause tantos estragos que le deje sin conciencia. Amenazado por la enfermedad, ha redactado un testamento vital (también llamado documento de últimas voluntades o de instrucciones previas) que incluye una cláusula que, sin decir la palabra 'eutanasia', indica «en qué condiciones no quiero seguir viviendo», explica Santiago Marimón, con una copia simple del texto en su mano en la que se lee su decisión de morir si pierde su capacidad de relacionarse o su independencia funcional. «Y en particular si, afectado por la enfermedad del alzhéimer, no reconozca a su esposa o alguno de los hijos suyos o de ella, o los hijos o hijas de alguno de ellos», plasma el documento registrado hace tres años. «Ya he tenido alguna evidencia de error», adelanta. «No quiero seguir viviendo cuando no reconozca a mi mujer o a mis hijos».

Él se llama a sí mismo «afortunado» por tener una familia que permanece a su lado, una exitosa carrera en el sector sanitario de Cataluña y una activa participación política desde Bandera Roja hasta Esquerra Republicana.

El golpe llegó cuando se acercaba a los 70 años y, aunque jubilado, «promocionaba una ley de salud social». Después de una resonancia y una punción lumbar en la Unidad de Memoria del Hospital Sant Pau escuchó el temido diagnóstico y comenzó a atestiguar su propio proceso de «dejar de ser persona», según Marimón, miembro de las asociaciones de Familiares de Alzheimer de Barcelona y de Derecho a Morir Dignamente. «¿Cómo te puedes sentir persona cuando ya no tienes memoria?», clamó durante una comparecencia en el Congreso el año pasado, cuando se discutía la aprobación de la ley de eutanasia.