García Comesaña: «Os máis novos teñen que esperar porque as vacinas que nos chegan non son suficientes»

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SOCIEDAD

Sandra Alonso

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, pide a los jóvenes «un esforzo de dez semanas»

18 jul 2021 . Actualizado a las 09:05 h.

El ritmo de administración de vacunas contra el covid-19 en Galicia dependerá de las medidas que adopte el Gobierno central para suministrárselas a las comunidades autónomas. No obstante, la Xunta ya había advertido de que la carencia que afecta al ritmo de inmunización de los menores de 30 años sería una consecuencia del incremento de las dosis que llegaron en el mes de junio, que fue un adelanto de las que se preveía iban a llegar más tarde.

«Xa fomos avisando que ese adianto remataba en xuño e que en xullo volveriamos aos datos previos. Polo tanto, agora mesmo estamos nunha diminución importante das vacinas que chegaron en xuño e temos que dedicalas fundamentalmente a segundas doses, de forma que estes días o número de primeiras doses está baixando», dijo ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, para explicar la carencia de vacunas que afectará sobre todo a los jóvenes, la población que está sufriendo el mayor incremento de casos positivos de covid.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, aludió el pasado viernes a esta carencia y pidió a los jóvenes «un esforzo de dez semanas» en espera de que lleguen a Galicia los viales necesarios para los menores de 30 años, porque las que está remitiendo actualmente el Ministerio de Sanidad «non son suficientes». Núñez Feijoo fijó además el horizonte de finales de octubre para la inmunidad del 90 % de los gallegos, lo que marcará una situación «preto xa da calma».