Galicia sale de la tercera ola con la tasa de mortalidad más baja en la Península

Desde que se inició la pandemia han fallecido 2.347 personas


santiago / la voz

Ha sido la más expansiva, la de mayor presión en los hospitales y también la más mortal. Y a pesar de todo, Galicia ha conseguido superar la tercera ola pandémica manteniendo su tasa de fallecimientos entre las más bajas del Estado y además, en la última semana y por primera vez en cinco meses, ha habido tres días en que no se han notificado fallecimientos. No significa que no los hubiese, porque el sistema de comunicación sí los trasladaba en días posteriores. Es lo que ocurrió ayer. El Sergas notificó tres víctimas: una del Viernes Santo (cuando no se habían comunicado fallecimientos) y dos del sábado, con lo que el balance de muertes asciende a 2.347 personas.

Galicia sigue siendo la comunidad peninsular con menos víctimas mortales de coronavirus por cien mil habitantes, solo por detrás de Canarias. Con fecha de 23 marzo, la tasa gallega era de 85,2 fallecidos por cada cien mil habitantes, prácticamente la tercera parte de comunidades como Castilla y León o Aragón. Y es una de las de menor tasa de mortalidad siendo una de las poblaciones más envejecidas del Estado. «Aquí hai que diferenciar dous conceptos: por unha banda está a taxa de mortalidade e pola outra a de letalidade». El matiz lo explica Francisco Caamaño, profesor de Medicina Preventiva e Saúde Pública de la USC. Una cosa es el número de fallecidos por cada cien mil habitantes y otra, cuántas personas contagiadas fallecen.

A estas alturas, la tasa de letalidad en Galicia es del 2 %, un poco por debajo de la media de España, del 2,3 %. Eso si se calcula sobre el total de casos diagnosticados, porque también cabe la posibilidad de que se pueda acabar estimando sobre el total de infectados, una cifra desconocida entre otras cosas por el porcentaje de asintomáticos que nunca llegan al sistema sanitario. En ese caso, la tasa sería bastante inferior, explica Caamaño.

La diferencia entre ambos conceptos es importante porque uno de los factores que influye en la baja tasa de mortalidad gallega es que las dos primeras olas fueron más suaves que en otras zonas del Estado y además, el coronavirus llegó un poco más tarde, con lo que hubo cierto margen para tomar medidas. Francisco Caamaño coincide en estos dos factores con Sergio Vázquez, jefe de oncología del HULA y uno de los miembros del comité clínico.

La Galicia vaciada ha jugado a favor en esta ocasión, porque la dispersión poblacional ha frenado hasta cierto punto la transmisión -los contagios tienden a concentrarse en el eje atlántico y las áreas urbanas de Ourense y Lugo- y también que «la gente mayor está en las zonas rurales». Eso y que «la gente mayor se autoprotegió, pero sus familias también las protegieron», explica Vázquez, especialmente en la segunda y la tercera ola, cuando ya había más conocimiento sobre el covid-19.

Por supuesto, las medidas restrictivas que se han tomado han tenido un papel fundamental a la hora de evitar fallecimientos, que de hecho se concentran en las franjas de población de mayor edad. Siete de cada diez muertes que se han producido en Galicia por covid-19 corresponden a personas mayores de 80 años y otro 19 % es de personas en la franja de los 70 a los 80 años.

Quizá el tener una población tan envejecida haya sido, sorprendentemente, una ventaja, porque el sistema sanitario tiene mucha más experiencia y está más preparado a la hora de manejar a estos pacientes, explica Sergio Vázquez, que también destaca el papel que ha jugado el establecer protocolos en las residencias de personas mayores.

Y además, se observan diferencias entre olas. El profesor de Saúde Pública de la USC es proclive a excluir de la comparación los datos de la primera ola porque es muy probable que hayan quedado fuera de la estadística fallecimientos que era por coronavirus, pero a los que no se les hizo la prueba diagnóstica. Lo cierto es que en esta tercera ola la tasa de mortalidad ha sido superior a las dos anteriores. Desde el 19 de diciembre se han producido unos 37 fallecimientos por cada cien mil habitantes. Ahí tiene que ver la variante británica y las reuniones familiares durante la Navidad.

Tercer día consecutivo sin nuevos contagios de covid en las residencias

Tan solo siguen siendo positivos dos trabajadores: uno de la residencia de Silleda y otro de la de Oleiros. Los expertos lo relacionan con el efecto de vacuna

 

Por tercer día consecutivo, lasa residencias sociosanitarias de Galicia no han registrado ni un solo caso de coronavirus. El informe diario de Política Social dejaba como positivos un trabajador de la residencia Coviastec de Silleda y otro en la residencia de Oleiros. La situación se da después de que en esta tercera ola se registraron un pico de usuarios contagiados de 466 el 24 de enero, un día antes de cumplirse los siete días necesarios desde la administración de la segunda dosis.

«Es el efecto de la vacuna». Sergio Vázquez, miembro del comité clínico establece una relación de causalidad en el hecho de haber completado la inmunización en los centros sociosanitarios de Galicia con la situación que se está viendo estos días, a lo que también contribuye el hecho de, en términos generales, haber reducido considerablemente las tasas de transmisión en Galicia.

Con el proceso de vacunación de los mayores de 80 años en marcha, «y si empezamos a vacunar a los mayores de 70» se estará inmunizando a las personas con mayor riesgo de tener cuadros graves, de requerir cuidados hospitalarios e incluso tener que ingresar en la uci y también de fallecer.

De hecho, esta semana el conselleiro de Sanidade destacaba que los casos positivos que se daban eran asintomáticos. «Es lo que va a conseguir con la vacunación, que si hay alguna infección no sea de carácter grave», remarca el miembro del comité clínico, con lo que es posible que, de llegar una cuarta ola pandémica a Galicia, la mortalidad y la presión asistencial sea menor que la que dejaron los picos de contagio de covid-19 precedentes.

Galicia mantiene estable la transmisión del coronavirus

Sigue descendiendo el número de casos activos, ha habido 108 nuevos positivos y la ocupación de uci sigue en los 30 pacientes. La tasa de positividad escala por encima del 3 %

Tamara Montero

La fase de meseta sigue afianzada en Galicia, que este Sábado Santo mantiene estable la transmisión del coronavirus. Según los últimos datos publicados por el Sergas, la cifra de casos activos desciende hasta los 2.223 (83 menos).

También cae el número de positivos diarios. Entre las 18 horas del jueves y las 18 horas del viernes se notificaron 108 nuevos casos, pero hay que tener en cuenta que se ha producido una fuerte caída en el número de pruebas PCR realizadas, que pasan de las 5.000 diarias que se venían haciendo a unas 2.000, debido también al efecto de las jornadas festivas.

La tasa de positividad rebasa ya el 3 % y hasta las 18 horas de viernes era del 3,3 % en el conjunto de Galicia, todavía por debajo del umbral del 5 % que la OMS marca como límite par mantener un brote bajo control. Pontevedra y Santiago son las áreas en las que la positividad de las  pruebas supera esa barrera del 5 %. 

Hay tres concellos en los que la incidencia acumulada a 14 días supera los 500 casos por cien mil: O Irixo, A Pobra do Brollón y Beade, aunque en este concello la tasa a siete días ha pasado a ser cero.

Otros tres municipios tienen más de 250 casos por cien mil en las últimas dos semanas: Cortegada, Rábade y O Grove, municipio en la que la transmisión ha crecido de manera importante en los últimos días, hasta el punto de que las tasas a 7 y 14 días tienden a igualarse: de los 29 casos notificados en las últimas dos semanas, 25 se han producido en los últimos siete días.

Precisamente, las tasas a siete días están funcionando como un indicador adelantado a la hora de tomar decisiones (aunque no es el único que se utiliza, por lo que puede ocurrir que dos concellos con la misma incidencia tengan niveles de restricción diferentes). En niveles de transmisión de alto riesgo se mantienen O Irixo, Rábade y A Pobra do Brollón, con más de 250 casos por cien mil en la última semana.

Otros cuatro municipios presentan tasas por encima de los 125 casos por cien mil habitantes en siete días: Frades, Meis, O Grove y A Pobra do Caramiñal, que ha multiplicado sus casos  hasta el punto de tener la misma incidencia a 7 y 14 días debido a diversos brotes que parecen tener vinculación entre si y que ha llevado al área sanitaria a iniciar un cribado masivo con cerca de 6.700 personas llamadas a participar en las pruebas. 

Prácticamente la mitad de los concellos de Galicia llevan 14 días sin notificar casos de covid-19 (en concreto son 148, según el último mapa publicado por el Sergas) y 187 llevan la última semana sin registrar positivos de coronavirus.

La presión asistencial también continúa estable. Hay dos pacientes menos en las plantas covid, hasta un total de 180, y la cifra de personas en cuidados críticos no ha variado en las últimas 24 horas: siguen siendo 30 personas ingresadas en las ucis de Galicia.

A Coruña sigue siendo el área sanitaria que mayor carga asistencial soporta, con casi la mitad de los pacientes críticos (13) y un tercio de los ingresos en hospitalización convencional (66), mientras que Pontevedra y Ourense ya solo tienen un paciente en críticos. El área sanitaria con menor cifra de camas de planta ocupadas por enfermos de coronavirus es Ferrol, con siete ingresos en este momento.

España suma 9.571 casos más de coronavirus desde el jueves y otros 157 fallecimientos

la Voz
Dispositivo de vacunación masiva para menores de 65 años en el Bilbao Exhibition Center
Dispositivo de vacunación masiva para menores de 65 años en el Bilbao Exhibition Center

La tasa de contagio a 14 días cae de 155 a 152 positivos por cien mil habitantes. Casi la quinta parte de las camas de críticos se dedican a pacientes con covid-19

Las comunidades autónomas han notificado 9.571 casos más de coronavirus desde el jueves y otros 157 fallecimientos, según la actualización de datos que ha hecho el Ministerio de Sanidad este sábado, en el que la incidencia acumulada desciende ligeramente tanto a siete como a 14 días pero se mantiene en niveles de riesgo alto.

Según el último informe, la tasa de contagio a 14 días es de 152 casos por cien mil habitantes y de 70 casos por cien mil en los últimos siete, pero la situación es muy variable dependiendo de las comunidades. Las de mayor transmisión, sin tener en cuenta a Ceuta y Melilla, son en este momento Navarra (326 y 174 casos por cien mil a 14 y 7 días, respectivamente), Madrid (267 y 120), País Vasco (258 y 132) y Cataluña (190 y 78). Mientras, las comunidades con menores tasas son la Comunidad Valenciana (33 y 17 casos por cien mil a 14 y 7 días), Murcia (62 y 30), Baleares (64 y 33) y Galicia (66 y 33).

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Galicia sale de la tercera ola con la tasa de mortalidad más baja en la Península