«¡Meirás, Meirás! ¿De quién serás?»

En mayo de 1938, tres meses antes de su muerte, Manuel Linares Rivas recordaba para La Voz la tarde que pasó con Emilia Pardo Bazán y el poeta Juan Antonio Cavestany en la mansión sadense. El relevante dramaturgo convierte el relato de este encuentro en una pieza literaria a medio camino entre el drama y la tragedia que, más allá de su carga ideológica, pone en voz de la condesa su preocupación por el futuro de sus queridas torres

A la izquierda, reproducción del encabezamiento de la colaboración de Manuel Linares Rivas en La Voz, en mayo de 1938
A la izquierda, reproducción del encabezamiento de la colaboración de Manuel Linares Rivas en La Voz, en mayo de 1938

La crónica, escrita en pleno proceso de donación popular de las torres de Meirás a Francisco Franco, comienza contando que la conversación de dos décadas atrás entre Emilia Pardo Bazán y Juan Antonio Cavestany «recayó pronto en poesía y enseguida se particularizó en la gallega» hasta acabar recitándose a Rosalía de Castro: «¡Padrón! ¡Padrón! Santa María. ¡Lestrove! ¡Adiós, adiós!». Entonces, cuenta Linares Rivas, «alguien, conmovido, repitió el estribillo “¡Padrón! ¡Padrón!” y Emilia, exteriorizando íntimas preocupaciones, dijo a media voz: “¡Meirás! ¡Meirás! ¿De quién serás?”».

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee sin límites las noticias de La Voz, accede a los contenidos exclusivos y disfruta de la lectura sin publicidad intrusiva, gratis durante los próximos 30 días
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

«¡Meirás, Meirás! ¿De quién serás?»