Las firmas de automoción de Compostela ultiman descuentos históricos

Tratarán de liberarse de coches con rebajas y financiación


santiago / la voz

Los concesionarios de coches de Santiago han iniciado esta semana su propia desescalada, que más bien es un asalto a una montaña borrascosa. Tienen las mismas dudas que cualquier negocio, pero los objetivos son claros y compartidos por las marcas y los empresarios que las representan. La prioridad de los fabricantes y los vendedores es sacar adelante las unidades comprometidas, despejar los espacios de exposición y las naves y ponerse al día con los nuevos modelos.

Los gerentes consultados, que representan a una docena de firmas que acumulaban cientos de matriculaciones mensuales hasta el mes de marzo, han dejado el casillero prácticamente a cero en estos dos meses de confinamiento en los que han mantenido servicios mínimos en los talleres. Tienen un plan para que los vendedores se vayan incorporando de forma escalonada y confían en una reacción del mercado sin esperar a una hipotética ayuda estatal. Algunas casas han aprovechado la llegada de la fase 1 para activar campañas muy agresivas que tienen muy presente las inquietudes de los compradores. Esas acciones se intensificarán a partir del día 24 de mayo, momento en el que Pedro Hervés, gerente del grupo Bonaval, fija el punto de inflexión para la remontada. «En julio esperamos tener reactivada toda la parte comercial, pero es inevitable pensar que nos va a quedar un ejercicio de tan solo nueve meses». El grupo Volkswagen, por ejemplo, está ultimando ofertas de financiación atractivas, que permiten el pago de cuotas más bajas a lo largo del 2020 que se recuperan más adelante y con las que se trata de compensar la pérdida de capacidad adquisitiva de los ciudadanos. «A partir del 24 de mayo será un buen momento para comprar un coche», anuncia este empresario que gestiona en Santiago siete firmas con distintos clientes potenciales.

Hasta 8.000 euros

María Caeiro, consejera del grupo familiar que representa a Renault y Nissan en A Coruña y Santiago, cree que el objetivo principal de los próximos meses es «perder poco y seguir existiendo». El esfuerzo lo tendrán que hacer todos, pero de momento sus concesionarios ya ofrecen coches «con 8.000 euros de descuento». Las firmas que representa tienen estrategias distintas, pero coincidentes en la necesidad de sacar unidades adelante. En esa parte irán de la mano marcas y empresas locales, que sin embargo se han tenido que hacer cargo de las medidas de seguridad. «Hemos invertido cerca de 30.000 euros pensando en nuestros trabajadores y en los clientes», advierte Caeiro, que tuvo claro desde el principio que iba a ser necesario tener todo tipo de material de protección.

Francisco Pérez, de Compostela Motor, admite que este mes todavía es «atípico» porque sus marcas -Seat y Toyota- no han definido objetivos, aunque las campañas globales ya han comenzado. Han mantenido una guardia de mínimos durante el confinamiento, pero ahora está preocupado por los coches de ocasión «porque están pagados y son dos meses más viejos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Las firmas de automoción de Compostela ultiman descuentos históricos