Toda una vida de novios y el coronavirus les obliga a seguir esperando hasta octubre

Nati y Ángel, una pareja de Catoira, tenían previsto casarse la semana pasada, pero tuvieron que cancelar sus planes


catoira / la voz

Lo tenían todo preparado para el 11 de abril. La ceremonia y el banquete iban a ser en el pazo Torre de Xunqueiras de A Pobra, estaban encargadas las flores, las fotos y la música, pero el coronavirus irrumpió en nuestras vidas y Nati y Ángel tuvieron que cambiar sus planes. Esta pareja de Catoira llevaba más de un año organizando la boda; iba a ser uno de esos eventos muy esperados y preparados a lo grande, con 150 invitados y con todo lujo de detalles. El noviazgo empezó siendo unos chavales, cuando ambos entrenaban en el club de piragüismo As Torres, y ahora, con 32 y 36 años, respectivamente, tocaba oficializar la relación. Tendrán que esperar un poco más, hasta el 3 de octubre, día para el que han fijado la boda. «Tivemos moita sorte», comenta Nati, porque para esa fecha, además de que hay disponibilidad en el restaurante, también están libres el fotógrafo y el disyóquey, de manera que no habrá que retomar la agenda ni hacer nuevas contrataciones. Lo que está por ver es si podrán pasar la luna de miel en Nueva York y en la Riviera Maya como tenían previsto, aunque, en todo caso, el viaje queda en la reserva. Afortunadamente, más allá de las molestias, la cancelación de la ceremonia no les supuso grandes perjuicios económicos porque pudieron llegar a un acuerdo con todos sus proveedores. «A xente foi moi comprensiva», abunda la novia. Lo que no les saca nadie es el disgusto, sobre todo a Nati, que confiesa que se llevó una gran desilusión cuando tuvieron que tomar decisión de cancelar. Fue el 13 de marzo, el mismo día que se decretó el estado de alarma. Llevaban ya unas semanas temiéndose lo peor, pero como la esperanza es lo último que se pierde, decidieron esperar a que la orden del Gobierno fuera firme antes de empezar a hacer llamadas y enviar mensajes de WhatsApp a toda la parentela. No hubo boda, aunque el sábado 11 tampoco fue un día cualquiera en su calendario. Faltó el sí quiero, el vestido blanco y el banquete, pero Nati y Ángel se montaron su pequeña fiesta con los amigos, vía Zoom, en la que la ella rescató el velo de la despedida de soltera y hubo brindis por la salud de los novios. Que no falte.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Toda una vida de novios y el coronavirus les obliga a seguir esperando hasta octubre