Utilizar las zonas comunes de los edificios para salir o hacer ejercicio está prohibido

Manuel Costoya
M. C. Cereijo REDACCIÓN

SOCIEDAD

Unos niños juegal al fútbol en una zona privada de una comunidad de vecinos en Barcelona
Unos niños juegal al fútbol en una zona privada de una comunidad de vecinos en Barcelona Enric Fontcuberta | EFE

Las zonas comunes de las áreas residenciales deben estar clausuradas, según las medidas aprobadas por el Gobierno

19 mar 2020 . Actualizado a las 17:47 h.

La reclusión domiciliaria para frenar la expansión de coronavirus debe ser total, salvo las excepciones ya conocidas y matizadas por el Gobierno.Y entre ellas no está la utilización de las áreas comunes de los edificios como una extensión de la vivienda. Dicho de otra manera, no se puede realizar ningún tipo de actividad física en azoteas, zonas ajardinadas o incluso garajes de las comunidades

El Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) ha publicado un manual con las medidas que se deben aplicar en las zonas comunes, que en mucho de sus puntos, no son más que una concreción de las líneas generales establecidas en el decreto de estado de alarma.

-Mantener una distancia de contacto de al menos 1 metro entre las personas que transitan en las zonas comunes de las comunidades de propietarios, principalmente portal y escaleras. Medida de seguridad que también deben seguir los empleados de la finca (porteros, conserjes, limpiadores, vigilantes…), dado su papel fundamental para el buen funcionamiento de las comunidades.

-Extremar la limpieza diaria con geles desinfectantes, lejía u otros materiales no abrasivos en las zonas más sensibles, como son la puerta de acceso al portal, las botoneras de las cabinas de los ascensores, portero o vídeo porteros automáticos, o los pasamanos de las escaleras, utilizando guantes y mascarillas.

-Clausurar las áreas o espacios comunes, zonas ajardinadas, infantiles, zonas exteriores de recreo, salas y en general cualquier otro espacio compartido que no sea necesario para la habitabilidad y seguridad del edificio. Solo se permite el acceso al personal encargado del mantenimiento y limpieza de estas zonas.

-Utilizar el ascensor de manera individual para evitar contactos con otros vecinos. Pulsar el botón de destino con el dedo protegido.

-Recomendar al portero que, al igual que el resto de los residentes en la finca, se mantenga el mayor tiempo posible en la vivienda-portería junto con sus familiares. Debe utilizar las primeras horas del día, con menor trasiego de personas, para realizar las labores cotidianas, saliendo a dar una ronda de control y vigilancia cada cierto tiempo. Fuera del horario de las funciones básicas, se aconseja que únicamente atiendan los asuntos de carácter urgente contando con las precauciones posibles.

-Respecto a los conserjes, se aconseja que también efectúen las labores de limpieza y cotidianas en las primeras horas del día, permaneciendo el resto del tiempo dentro de las conserjerías, siendo posible un acuerdo individual por comunidad de propietarios para reducir el horario de trabajo a las labores estrictamente necesarias y organizar la recogida domiciliaria de basuras.