Los obispos recomiendan al varón que los días que quiera tener relaciones asuma tareas de la casa y deje dormir a la mujer la siesta

LA VOZ AGENCIAS

SOCIEDAD

iStock

La proposición formaba parte de un nuevo curso prematrimonial, opcional, que durará entre 2 y 3 años. El párrafo ya ha sido retirado

10 ene 2020 . Actualizado a las 23:48 h.

La Conferencia Episcopal ha elaborado un itinerario opcional de formación para los novios que quieran casarse por la Iglesia, de dos años de duración, que aborda cuestiones como la sexualidad, la fidelidad o la resolución de conflictos y que será alternativo al actual cursillo prematrimonial de 20 horas.

«Una preparación matrimonial no se puede resumir en 20 horas. Para ser sacerdote hacen falta siete años de seminario y para ser esposa, esposo, madre y padres ¿20 horas? Es claramente insuficiente», ha subrayado el presidente de la subcomisión episcopal para la Familia y Defensa de la Vida de la CEE, Mario Iceta, durante la presentación del documento.

El itinerario «Juntos en Camino, + Q2» ha sido elaborado por la subcomisión que preside el también obispo de Bilbao y en él han participado 12 matrimonios. Cuenta con 12 temas y está pensado para desarrollarse a lo largo de entre 2 y 3 años, con sesiones cada 15 días.

Está a disposición de las diócesis y parroquias que quieran acogerlo, pero no es obligatorio, por lo que las parejas que piensen en casarse por la Iglesia podrán seguir realizando los cursillos prematrimoniales.

Iceta ha lamentado que a los 5 años de la boda, el 40 % de los matrimonios se han roto, y este porcentaje asciende hasta el 60 % a los 15 años. «Queremos evitar esto», ha apuntado.

Ignacio Oriol, uno de los esposos que ha participado en su elaboración, ha explicado que en las sesiones ofrecerán recursos y tareas a las parejas como películas, libros, ejercicios espirituales y retiros. También fomentarán la creación de vínculos con otras parejas de novios, profundizar en la vida sacramental y la participación en eventos familiares.

En el último curso del itinerario se abordarán temas relacionados con la educación afectivo-sexual como las relaciones prematrimoniales, la masturbación, la infidelidad o las relaciones sexuales en el matrimonio.

Los obispos proponen a los novios la «castidad» hasta después de la boda. «El pánico a la entrega total hace que se haya extendido el probar las relaciones sexuales antes de estar casados», indican, al tiempo que subrayan que la Iglesia se «opone» a este tipo de relaciones. Así, el texto llama a «guardar lo más íntimo de tu cuerpo para donarlo a quien entregarás todo tu ser y con quien compartirás tus ilusiones, sentimientos, deseos, pensamientos y construirás un proyecto de vida en común».