Lo que preocupa de comer pulpo es su precio

María Teresa Rodríguez Vázquez
maite rodríguez OURENSE / LA VOZ

SOCIEDAD

Agostiño Iglesias

A los pulpeiros ourensanos las críticas del gastrónomo suizo les parece que no tienen mucho sentido aquí, aunque las respetan

19 dic 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Aunque en Galicia consideramos el pulpo como un manjar y es uno de los ingredientes emblemáticos de nuestra gastronomía, hay voces en el panorama internacional que cuestionan si es ético incluir a este invertebrado entre los alimentos para los humanos. La última opinión en este sentido, contraria a que el pulpo sea un plato de comida, la aporta el crítico gastronómico suizo Wolfgang Fassbender en el suplemento Belleveu del diario NZZ (Neue Zürcher Zeitung).

En su columna expone que, al igual que en su país no se plantean comer animales vivos o especies como hámsteres o gatos, también deberían abstenerse de comer pulpos. Esgrime que puede haber un exceso de capturas y que algunos métodos esquilman los fondos marinos, y aunque matiza que las trampas o nasas serían lo más adecuado para pescarlo, ya que, puntualiza, se arrancan de forma «brutal».

También menciona la cuestión de si la inteligencia de este invertebrado podría ser superior a la de otros animales, un argumento que tuiteó la actriz norteamericana Gwyneth Paltrow como razón de peso para dejar de comer pulpo. En el caso del suizo, él mismo lo relativiza diciendo que tampoco hacemos test de inteligencia a otros animales que sacrificamos en mataderos para comérnoslos. Este crítico concluye que puede apartar fácilmente el pulpo de su dieta porque nunca lo ha comido mucho porque no es tradición en e país helvético.