La agricultura ecológica, una puerta a la inclusión social

La Once forma, a través de Inserta, a personas con discapacidad mental en gestión de cultivos


redacción / la voz

La agricultura ecológica es un sector en crecimiento que ha abierto una puerta a la inclusión social. Más de una decena de usuarios de la asociación Saúde Mental Ferrol, Eume y Ortegal participan en un curso enmarcado dentro de las iniciativas para el empleo juvenil cofinanciado por el Fondo Social Europeo y la Fundación Once.

Sobre el terreno, los participantes aprenden en directo lo que cuesta cultivar una buena lechuga. «Quise poner poquitas clases teóricas para que todo fuera más dinámico», explica la profesora, Cristina Cagiao, que destaca que los participantes adquieren conocimientos de «inicios de cultivo, recolección, seguridad en el trabajo», entre otros. Las prácticas las realizan en la empresa Agronuquel, de Neda. «Cuando hacía demasiado calor nos sentábamos debajo de un árbol y hablábamos de las cosas que habíamos hecho, que al final es realmente lo que les es más útil». Cristina explica que «al estar todo el día metidos en el invernadero aprenden las cosas en directo, las tocan». El curso les ofrece una capacitación pero lo más importante es «que aprendan a manejarse en un ambiente de trabajo de este tipo, que vean lo duro que es para saber si es lo que realmente quieren».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La agricultura ecológica, una puerta a la inclusión social