Una supercélula en el cielo de Galicia

SOCIEDAD

UCAR. CARLYE CALVIN

Los efectos de la DANA en la comunidad han permitido observar un fenómeno más habitual del callejón de los tornados, en Estados Unidos

19 sep 2019 . Actualizado a las 10:35 h.

La gota fría que ha devastado el Levante sigue provocando el caos allí por donde pasa. En los últimos días se desplazó por el interior de la Península y generó importantes inundaciones en la comunidad Madrid y más recientemente en la provincia de Valladolid. Galicia tampoco se ha librado. El martes fue una jornada muy inestable en el interior de la comunidad.

La DANA inyectó aire frío en las capas altas de la atmósfera que se combinó con el cálido que había en superficie por las altas temperaturas. Esta configuración dio lugar a poderosos sistemas tormentosos que descargaron más de dos mil rayos. La provincia más afectada fue Ourense. El martes, la tromba de agua dejó registros por encima de los 50 litros por metro cuadrado en localidades como Laza o Xinzo. Se trata de una cifra muy elevada ya que era un precipitación de tipo ocasional. Es decir, cayó mucha agua en poco tiempo.

La inestabilidad incluso permitió que se pudiese ver una supercélula incipiente, un fenómeno que no se observa todos los días. Se trata de un tipo particular de tormenta, muy severa, que lleva en su interior lo que se conoce como mesociclón, una estructura que gira sobre sí misma. Este tipo de sistemas atmosféricos suelen generar lluvias muy intensas, fuerte granizo y, en ocasiones, incluso puede dar como resultado la formación de un tornado.