Detectan una pieza clave para entender el mecanismo de la percepción

El modelo matemático de los investigadores supone el primer avance en la ley desde hace 200 años


redacción / la voz

Sobre la mesa hay dos montones de galletas. En uno hay cien y en el otro, cinco. Si quieres robar una y pasar desapercibido, ¿por qué montón te decantarías? «Evidentemente por el que tiene más galletas. Se notaría menos que has quitado una», explica José Luis Pardo, doctor en Psicología e investigador. Este tipo de toma de decisiones es precisamente el campo de estudio de la Ley de Weber, una regla de la psicofísica que relaciona las características físicas de los estímulos con la percepción de cada uno y la toma de decisiones. Hasta ahora la ley, establecida hace 200 años, «tan solo se fijaba en la toma de decisiones, pero no en cuánto tiempo tardabas en elegir una opción u otra», señala Pardo, que, junto a un equipo multidisciplinar de expertos acaba de publicar una investigación en la que ofrecen una nueva pieza a este particular puzzle matemático. «Es la primera vez que se tiene en cuenta este parámetro, que permite limitar las posibles explicaciones a la Ley de Weber», explica.

José Pardo, que pertenece al grupo de investigación Neurocom de la Universidade de A Coruña, trabajó en el Champalimaud Centre for the Unknown de Lisboa en esta pionera aproximación a la ley. Desde allí, probaron su modelo matemático, del que se ocupó su compañero Juan Castiñeiras, en ratas. «Utilizábamos los sonidos. Si notaban más intensidad por el lado izquierdo, sabían que procedía de ese lado», comenta. Esta sería la aplicación básica de la norma, pero el grupo fue más allá. «Si les pones un estímulo que viene claramente del lado izquierdo, pero a una intensidad muy baja, tardan más en decidir de dónde procede», afirma Pardo. Sus descubrimientos en el campo de los tiempos de reacción son verdaderamente valiosos para comprender el funcionamiento de la percepción. «Existe una relación matemática, por lo que sabiendo el tiempo de reacción con un estímulo leve podemos saber cuánto tardarían con uno de mayor intensidad», explica.

Aunque por el momento estas aproximaciones solo han sido probadas en laboratorio, esperan seguir trabajando en este modelo, ya que podría servir para «entender cómo funciona el cerebro». Como con todo, «si sabes cómo funciona una cosa, si luego se estropea eres capaz de arreglarla», señala en relación al sistema de percepciones sensoriales. De esta manera, y ya desde A Coruña, Pardo investiga ahora, a través de un sistema de estimulación magnética, qué áreas del cerebro están implicadas en la toma de decisiones y en la memoria de trabajo, que es lo que permite «el habla, leer o simplemente mantener información en el cerebro mientras la utilizamos», concluye.

Una gallega crea un pionero método de detección precoz del alzhéimer

andrea presedo

Panoramix evalúa siete áreas cognitivas y ya ha sido testado en 74 pacientes

El alzhéimer supone una de las amenazas de salud más relevantes a nivel mundial por el envejecimiento progresivo de la población. Así lo confirma la ingeniera de telecomunicaciones Sonia Valladares, que centró su tesis en la creación de un revolucionario método de detección precoz de esta enfermedad. «No existe todavía una cura, pero detectar el alzhéimer de forma temprana permite ralentizar el empeoramiento», explica.

Su sistema parte de una batería de siete juegos para tabletas que actúan como pruebas clínicas cuyos resultados, analizados a través de la Inteligencia Artificial, ofrecen un diagnóstico del estado cognitivo de las personas. «Se trata de un mecanismo de evaluación neuropsicológica que pueda ser utilizado en población adulta a modo de cribado y monitorización cognitiva», añade.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Detectan una pieza clave para entender el mecanismo de la percepción