El parte médico de Sara Carbonero confirma que fue operada «con éxito y sin incidencias»

Según la revista Semana, la periodista está en la clínica Ruber de Madrid junto a Iker Casillas


redaccion

Un día después de que Sara Carbonero anunciara, a través de sus redes sociales, que había tenido que ser operada de un tumor maligno en uno de los ovarios, el hospital confirmó este miércoles a través de un parte médico que la periodista fue operada «con éxito y sin incidencias» para «extirpación de tumoración ovárica».

La periodista entró en la clínica Ruber de Madrid este martes acompañada por su marido, Iker Casillas, que llegó a la capital española desde Oporto. Sara Carbonero está acompañada en todo momento por su familia. Sus padres, su hermana y su gran amiga Isabel Jiménez han sido vistas en las puertas del centro médico.

Según el parte médico, recibirá el alta en los próximos días y posteriormente «continuará tratamiento médico hasta su completa recuperación».

El pasado 10 de mayo, en una revisión rutinaria le fue encontrado un tumor maligno en un ovario, según informa Semana, motivo por el cual fue atendida en este centro hospitalario y sometida a distintas pruebas hasta su operación de este martes.

No está siendo este el mejor año para Sara Carbonero e Iker Casillas. A principios de mes, el futbolista tuvo que ser ingresado y operado de urgencia tras sufrir un infarto al final de un entrenamiento en la ciudad deportiva de Oporto. Este martes, solo tres semanas más tarde, la periodista revelaba a través de sus redes sociales que acaba de ser intervenida de un tumor maligno en uno de sus ovarios.

«Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de seis letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente», publicó este martes Carbonero en su perfil de Instagram.

View this post on Instagram

Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente. Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico. Aprovecho para pedir desde aquí a mis compañeros periodistas el respeto y la comprensión con los que siempre me habéis tratado, especialmente en estos momentos tan difíciles y delicados para mí y mi familia.

A post shared by Sara Carbonero (@saracarbonero) on

La reportera deportiva se confiesa tranquila «y con la confianza de que todo va a salir bien». «Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico», añade en un sincero texto en el que aprovecha para pedir a sus compañeros periodistas «el respeto y la comprensión» con los que, dice, siempre se la ha tratado, especialmente en «momentos tan difíciles y delicados» para ella y su familia.

Sara Carbonero e Iker Casillas residen desde el 2015 en Portugal, adonde se trasladaron cuando el guardameta fue fichado por el Oporto. Tras disfrutar de una excedencia de tres años, la periodista retomó el pasado febrero su trabajo en Mediaset con una sección en Deportes Cuatro en la que muestra el lado más personal de los deportistas. La pareja tiene dos hijos, Martín y Lucas, de cinco y tres años.

En octubre del pasado año, la expresentadora de deportes de Mediaset reveló en su cuenta de Instagram que unas semanas atrás le habían detectado un tumor en el pecho que, tras ser extirpado, resultó ser benigno. Sara Carbonero, que reside en Oporto junto a su marido, el portero Iker Casillas, y sus hijos, comentó: tras «una operación y más o menos diez días después, pude respirar aliviada, porque los resultados dijeron que era benigno».

View this post on Instagram

Hace solo unas semanas experimenté en mi propia piel el miedo y la incertidumbre cuando me detectaron por sorpresa un bulto bastante grande en una revisión. Una operación y más o menos 10 días después pude respirar aliviada porque los resultados dijeron que era benigno. No todas las mujeres tienen la misma suerte y hoy me quiero acordar de ellas, de las luchadoras que libran batallas tan duras como la del cáncer de mama. También de las ya no están con nosotros como nuestra querida María, a la que echamos de menos cada día. Hoy es un buen día para alzar la voz e intentar concienciar sobre la importancia de la detección precoz (hacernos revisiones periódicas) o para animar a hacer donaciones para seguir investigando sobre esta enfermedad. Pero los otros 364 días del año también lo son y no solo para eso, sino para además ser empáticos, solidarios, comprensivos, sensibles y generosos con todas las mujeres de las que hoy nos acordamos . Para que nunca se sientan solas, no miremos para otro lado. Un beso, un abrazo, una caricia, una sonrisa o un “todo irá bien”. Hoy les toca a ellas pero mañana podemos ser nosotras, nuestra hermana, nuestra madre, nuestra pareja o nuestra mejor amiga. Porque como he leído hoy en unas palabras de @mikinaranja que me han gustado mucho, el cáncer de mama de un día a otro puede convertirse en el cáncer de mamá. Y cómo cambia la vida entonces. Que no haga falta que nos “toque” en primera persona para comenzar la lucha contra esta enfermedad. Unámonos y hagamos todo lo que está en nuestra mano desde ya. #díainternacionaldelcáncerdemama #nospuedetocaratodas #niunamenos #noestáissolas #prevención #apoyoalainvestigación

A post shared by Sara Carbonero (@saracarbonero) on

«No todas las mujeres tienen la misma suerte, y hoy me quiero acordar de ellas, de las luchadoras que libran batallas tan duras como la del cáncer de mama», dijo la periodista. En su perfil también recordó a su amiga María, que falleció hace un año tras luchar contra una grave enfermedad. Además, recordó la importancia de la detección precoz y de someterse a revisiones periódicas.

«Unámonos y hagamos todo lo que está en nuestra mano desde ya», concluyó Carbonero.

Cáncer de ovario, el tumor silencioso

Uxía Rodríguez

La  rapidez de evolución hace muy complicado detectar esta enfermedad en una revisión rutinaria, pero los tratamientos la han convertido en algo casi crónico

El cáncer de ovario es una enfermedad silenciosa con síntomas inespecíficos y muy difíciles de detectar. El talón de Aquiles de este tipo de cáncer es, precisamente, el diagnóstico tardío.

«Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente», anunciaba Sara Carbonero. Su caso es excepcional, ya que el 70 % de las veces se detecta en un estado avanzado, lo que hace que el pronóstico sea peor. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El parte médico de Sara Carbonero confirma que fue operada «con éxito y sin incidencias»