Einstein gana otra vez

Borja Tosar ASTROFÍSICO Y DIVULGADOR

SOCIEDAD

Una mirada más profunda a la imagen muestra la luz cayéndose dentro de un pozo de gravedad

11 abr 2019 . Actualizado a las 11:26 h.

Sabíamos que estaban ahí, pululando en el espacio interestelar, los más grandes en el centro de las galaxias, pero ayer por primera vez pudimos ver uno en una fotografía.

El camino hasta esta imagen ha sido largo y complicado. Antes de las teorías de Einstein se jugaba matemáticamente con la posibilidad de que existieran objetos supermasivos procedentes del colapso de estrellas moribundas, agujeros en el espacio interestelar con una gravedad extrema, pero no fue hasta la llegada de las ecuaciones de Albert Einstein cuando se volvieron «negros».

Una de las consecuencias de la teoría de la relatividad general es que la luz se ve afectada por la gravedad. Es decir, la luz cae hacia el centro de los objetos masivos como cualquier objeto material, como un lápiz lo hace en la Tierra, por ejemplo.