Los caminos de Kate y Meghan se separan

Isabel II anuncia que los duques de Sussex trasladan su oficina al palacio de Buckingham


Redacción

La separación de los príncipes Guillermo y Enrique ya es oficial y tiene la aprobación de Isabel II y el príncipe de Gales. Los caminos de los dos hijos de Diana de Gales se dividen y con ellos los de Kate y Meghan, cuyos enfrentamientos han salido a la luz pública por más que la casa real haya intentado maquillarlos. Los duques de Cambridge y Sussex, que desde la boda celebrada en mayo comparten espacio en el palacio de Kensington, ya no tendrán que vivir ni trabajar bajo el mismo techo durante mucho más tiempo.

Esta primavera será un tiempo de grandes cambios para los duques de Sussex, ya que la reina ha anunciado que en breve crearán su propia oficina privada situada en el palacio de Buckingham, donde tendrán su propio personal. Lejos, por tanto, de Guillermo y Kate.

Los duques de Sussex tendrán dentro del palacio su propio equipo, que no ha sido anunciado todavía, pero que ya se está perfilando. Uno de los nombres más destacados será el de su nueva responsable de comunicación, Sara Lathman, que fue asesora de campaña de Hillary Clinton en las elecciones del 2016, cuando le disputó la presidencia de Estados Unidos a Donald Trump. También trabajó para Bill Clinton en la Casa Blanca a finales de los noventa y fue parte del equipo de transición después de la llegada de Barack Obama al despacho oval. Lathman trabajará con la oficina de comunicación de la soberana británica.

Durante los últimos meses se ha hablado mucho de las tensiones existentes entre Kate y Meghan como origen de esta ruptura laboral entre las dos ramas de los Windsor, aunque, según el Daily Mail, ha sido el propio Harry quien expresó su deseo de «escapar de pecera de la vida real por el bien de su matrimonio y de su futuro hijo».

Las nuevas oficinas no serán la única novedad que los duques de Sussex afrontarán esta primavera. El príncipe Harry y Meghan Markle quieren mudarse antes del nacimiento de su primer hijo, previsto para abril, a su nueva casa de Frogmore, ubicada en el castillo de Windsor.

Desde el anuncio de su compromiso en el 2017, la pareja vive en Nottingham Cottage, que forma parte del histórico palacio de Kensington, residencia oficial del Guillermo, Kate y de sus tres hijos, George, Charlotte y Louis.

La casa de Frogmore, un edificio de dos plantas que data del siglo XIX, se encuentra dentro del castillo de Windsor, a unos 30 kilómetros al oeste de Londres, donde se celebró el matrimonio de la pareja el pasado 19 de mayo.

«Windsor es un lugar muy especial para Sus Altezas Reales, y se muestran muy agradecidos de que su residencia oficial vaya a estar en la finca», subrayó el palacio de Kensington en el momento del anuncio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los caminos de Kate y Meghan se separan