Perros para testificar con los menores víctimas de violencia machista

Galicia pone en marcha un programa piloto para las víctimas infantiles de violencia machista


a coruña / la voz

Tienen experiencia en hospitales, asociaciones de mayores, colectivos con diversidad funcional y también en centros penitenciarios. Son Venus, la más veterana, Bosco y Pot. La primera suma nueve años; el segundo, al que rescataron de la calle, tiene dos años, y el más pequeño, Pot, se las ha arreglado para ser todo un profesional a pesar de sus problemas de visión y de la parálisis que afecta a su equilibrio.

Estos tres canes han comenzado a prestar este mes un servicio fundamental. Acompañan en los juzgados a menores víctimas de violencia machista. Al margen, también abordan con los pequeños terapias asistidas para prepararlos antes de testificar. «Nos ayudan a saber qué le ocurre al niño. Si son pequeños, cuando llegan a declarar, se quedan paralizados y solo asienten o niegan», explica Roberto Barba Alvedro, el juez decano de Betanzos.

Iniciativa pionera

El proyecto piloto que ha arrancado en los juzgados de esa localidad es una iniciativa pionera en España. Además del acompañamiento en sede judicial, los perros también trabajan con los menores en un programa paralelo de sesiones quincenales para empoderarlos. «Con ellos llegamos a los niños, que los ven como amigos. Si tienen que enfrentarse a las preguntas de un juez, tener a los animales ayuda a que manejen su frustración y sus miedos», detalla la terapeuta ocupacional Lucía Lombardía.

La especialista trabaja para la empresa de terapia asistida con animales Candamin. Cuatro de sus canes son los encargados de ejecutar el programa impulsado por la Fundación María José Jove y la Asociación pola Igualdade e a Coeducación (Apico), que coordina el servicio.

Se prestará a lo largo del 2019 a través de la Comandancia de la Guardia Civil de Betanzos, el Centro de Información á Muller de Curtis o de la Asociación Mirabal. «Solo en el 2018 llegaron a los juzgados de Betanzos 158 denuncias por violencia machista», destacó el magistrado Roberto Barba. Un drama en el que los menores son los grandes olvidados.

«Ataque» a la familia

«Cuando escucho comentarios sobre la 'excesiva' protección legislativa, tengo que insistir. La violencia machista no solo golpea a la mujer. Es un ataque al principio familiar. Desestructura una de las instituciones esenciales del Estado», alegó Barba.

El «feeling» que se genera entre los pequeños y los perros, según destacó la presidenta de la Fundación María Jove, Felipa Jove, es la claves de este programa cuyos resultados se medirán al finalizar el año. Al menos, en este tiempo los niños tendrán a su lado a estos fieles amigos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Perros para testificar con los menores víctimas de violencia machista