Galicia se come en Pontevedra

María Hermida
maría hermida PONTEVEDRA / LA VOZ

SOCIEDAD

¿Saben que hay un refresco gallego con té, miel y 16 calorías? ¿No probaron el cerdo ecológico? Deben acudir a Etiqueta Negra

09 nov 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Galicia, en realidad, se parece mucho a uno de sus animales emblemáticos, al cerdo. Porque al gorrino se le come todo, desde el hocico al rabo. Y a Galicia también. Quedará demostrado mañana cuando Etiqueta Negra, la feria del gourmet gallego que se celebra en Pontevedra, levante el telón. La cita crece sobremanera en su tercera edición. Y en ella se ofrecerán desde los sabores más tradicionales al último grito en productos gallegos de la mano de más de cien expositores. Hasta ahí, el plato principal. Pero, como se trata de Galicia y de comida, la cosa se hace a lo grande. Y se complementa con catas -de vinos y licores y de comida-, showcooking con chefs como Pepe Solla, Lucía Freitas, Iñaki Bretal, Diego López o Rubén González, cursos formativos y encuentros profesionales.

Vayamos al plato. Etiqueta Negra es una especie de pasarela que sirve para ver lo que se está haciendo en el sector del gourmet gallego. Quienes la visiten se encontrarán productos gallegos consolidados, de esos que están en muchas tiendas e incluso grandes cadenas, como los singulares licores de Habelas Hailas (Noia), las galletas mariñeiras de Daveiga (Chantada), el albariño orgánico de Xangall (Arbo) o los embutidos de cerdo ecológico o celta de Casa Castelao (A Fonsagrada). También las latas de cocido de Embutidos Lalinense (Lalín); esas que permiten comer el plato del invierno gallego sin pasar horas en los fogones. Pero en la feria se exhiben muchas otras maravillas gastronómicas que todavía no han llegado al gran público y que incluso se presentarán por primera vez.

Productores de toda Galicia

Con novedades llegarán a Pontevedra, desde Ourense, Hugo Pérez y Álvaro Rodríguez. Aprovecharán la feria para presentar Melité. Se trata de un refresco que se hace con té verde, negro o rojo, aderezado con miel y algunas otras hierbas, y que solo contiene 16 calorías, ninguna grasa y poca cantidad de azúcar. «Realmente é coma unha especie de Nestea totalmente natural e saudable», cuenta Hugo Pérez.