«Por mi adicción a las redes sociales lo perdí todo, hasta evitaba relacionarme»

María Cedrón REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Álvaro Ballesteros

Un joven que fue a terapia por su dependencia de Internet relata cómo su personaje virtual anuló su vida real

20 feb 2017 . Actualizado a las 08:02 h.

Cada día que pasa Martín -su verdadero nombre es otro- habla con mayor naturalidad de lo que le ha ocurrido. Porque el suyo no es un caso aislado, ni extraño en la sociedad actual. Su testimonio puede ser un empujón para que aquellos que creen que su conducta entra dentro de la normalidad y que es solo una prueba de la evolución que han experimentado los modos de relacionarse tras la irrupción de las nuevas tecnologías, también den el paso y pidan ayuda. Él no se daba cuenta de que tenía un problema, no veía que todo iba mucho más allá que un mero cambio de fórmula.

Creía que estar todo el día pensando en las redes era normal. «Pero las redes sociales me estaban robando la vida. Por mi adicción lo perdí todo, hasta la capacidad de relacionarme con la gente», recuerda ahora durante una charla telefónica por medio de un móvil de vieja generación. Entonces fue cuando pidió ayuda. Estuvo diez meses en terapia en Proyecto Hombre y otros seis de reinserción. Ahora está recuperado y sabe cómo poner coto cuando la cosa puede pintar mal.