Madres que rompen la estadística gallega

Tania Taboada
tania taboada LUGO / REDACCIÓN

SOCIEDAD

SUSO PENA

La media es dar a luz a los 33 y tener un solo hijo; dos vecinas de Coirós y O Saviñao explican cómo viven fuera de esa tendencia

19 dic 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Isabel es una madre que rompe con las estadísticas de la radiografía demográfica nacional. Y por mucho. Esta vecina del lugar de Troifil, en la parroquia de Reiriz, en el municipio lucense de O Saviñao, tiene 50 años y dio a luz a nada más y nada menos que once hijos, de los que actualmente viven diez. La primera hija, Begoña, la tuvo con 21 años y, la última, con 36. «Teño o traballo feito. Casámonos moi novos. O meu home lévame dez anos e decidimos ter os cativos rápido e moi seguidos. Os nenos dan moito traballo, pero tamén son a alegría da casa», manifiesta Isabel.

El caso de esta familia de O Saviñao es excepcional teniendo en cuenta los datos semestrales publicados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística. Estas cifras revelan que la edad más repetida entre las que fueron madres en Galicia este año fue de 33 años y que la más frecuente en el acceso a la maternidad para alumbrar al primer hijo fue en el 2015 de 31,6 años; de casi 34 años para el segundo hijo; 34,7 para el tercero y 34 para el cuarto o más.

«Tiven once fillos e en tres ocasións viñeron xemelgos. Optamos por telos cedo para gozar mais deles. Creo que as cousas da vida teñen o seu momento e iso de ter os cativos tarde non vai comigo nin co meu home. Hai que diferenciar entre ser nai e ser avoa. Están practicamente criados e nós moi orgullosos», relata esta feliz madre.