Los partidos de centroderecha evitan vetar el «fracking» en sus programas

PP, junto a UPyD, CiU y PNV, son los únicos que no anuncian prohibiciones


redacción / la voz

La izquierda española no quiere oír hablar del fracking, la técnica de extracción de gas y petróleo gota a gota que ha permitido a Estados Unidos ser autosuficiente energéticamente ahora y en el futuro inmediato. En cambio, los partidos del espectro de centroderecha no se pronuncian y evitan mencionar esta minería en sus programas.

Los grupos con tintes ecológicos consideran que la fractura hidráulica de las rocas del subsuelo tiene más desventajas que beneficios a largo plazo, y así lo ratificaron ayer en el Congreso, en donde renovaron el compromiso de prohibir la técnica en sus programas electorales de cara a las elecciones generales; el acuerdo de ayer fue recordar uno del año pasado, aunque con la singularidad de que solo faltan tres meses para la cita con las urnas. La propuesta Stopfracking 2015 contó con el apoyo de PSOE, Izquierda Plural (IU, ICV-EUiA, CHA), Coalición Canaria, Ciudadanos, Amaiur, BNG, Esquerra Republicana y Compromís-Equo. Además se sumaron partidos sin representación en la Cámara Baja, como Podemos o el Partido Animalista (Pacma).

Protesta ante Agricultura

En cambio, PP, PNG, CiU y UPyD se han mantenido al margen. Eso no quiere decir que lo apoyen, pero sí que evitan vetar esta técnica minera en sus programas electorales.

No fue la firma del acuerdo la única movilización ayer contra la inyección de agua en las rocas para extraer los restos de gas que pueda haber en las grietas. Antes de ese gesto en el Congreso, representantes de unos 200 grupos contrarios a la fractura hidráulica se manifestaron ante el Ministerio de Agricultura para denunciar los impactos ambientales, sociales y económicos de esta técnica y exigir su inmediata prohibición.

Los permisos para la explotación minera están transferidos a las comunidades autónomas y hasta ahora son cinco los territorios que se han mostrado en contra: Andalucía, Cantabria, Cataluña, La Rioja y Navarra. Sin embargo, la situación no está clara ya que el Tribunal Constitucional anuló alguna de esta normas porque invadía competencias que no le correspondían.

El CSN pide una red sísmica para los proyectos de fractura en Burgos

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) pidió instalar una red sísmica en la zona del norte de Burgos donde están previstos proyectos de fractura hidráulica, sobre cuya idoneidad no se ha pronunciado aún por encontrarse en una fase muy prematura de ejecución. La empresa petrolera BNK prevé instalar doce pozos de exploración en tres zonas de sondeo en el cuadrante minero de Sedano y otras tres en Urraca situadas en un radio de unos treinta kilómetros de la central nuclear de Santa María de Garoña.

Durante el período de información pública de los proyectos, el CSN indicó que los impactos de Sedano y Urraca sobre el emplazamiento de Garoña son «poco significativos». Sin embargo, ello no implica el visto bueno del Consejo a los proyectos, que no ha redactado un informe favorable sobre estas actividades sino que se ha limitado a hacer una serie de observaciones durante el proceso de información pública. Entre estas, se encuentra la de instalar una red de instrumentación de microsismicidad que se guíe por un sistema de semáforos, y la caracterización radiológica de las masas de tierra que se muevan durante los trabajos de sondeo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los partidos de centroderecha evitan vetar el «fracking» en sus programas