«La UE ve el medio ambiente como un obstáculo para el desarrollo»

Saledeer denuncia en A Coruña el riesgo de la política de la nueva Comisión


redacción / la voz

El medio ambiente ya no parece ser una prioridad para la nueva Comisión Europea. La muestra es que dos de las directivas estrella que había dejado el anterior Ejecutivo, las de economía circular -sobre reciclaje de residuos- y la de calidad del aire han quedado en suspenso o diluidas, lo que ha provocado la movilización de ecologistas, empresas del sector y partidos políticos. Pero también se ha encontrado con el firme rechazo de los expertos en derecho ambiental liderados por el profesor de la Universidad de Saint-Louis (Bruselas) Nicolas de Saledeer, uno de los mayores expertos europeo el área. De Saleeder expresó ayer sus inquietudes en A Coruña en el seminario Libertades económicas y protección ambiental, organizado en la Facultad de Derecho por el profesor Juan José Pernas.

-¿Pintan mal las cosas para el medio ambiente en Europa?

-En el programa Un nuevo inicio, presentado por el presidente e la Comisión, Jean-Claude Jüncker el enfoque es sobre crecimiento económico y el empleo. Para incrementar el número de empleos y mejorar la economía propone mayores cambios, como suprimir las obligaciones administrativas, la reglamentación. Apunta que es necesario suprimir todas las regulaciones. En su propuesta no hace ninguna mención al desarrollo sostenible, el concepto desaparece del programa político de la UE. El medio ambiente se ve como un obstáculo al desarrollo económico.

-Entonces, el desarrollo sostenible es solo desarrollo.

-Sí, claramente. El único objetivo es incrementar a cualquier coste la economía y el empleo.

-Preocupante.

-El nuevo programa tiene muy pocas iniciativas legislativas. Es una visión totalmente liberal de la economía sin considerar otros objetivos de desarrollo social, humano, cultural o ambiental que están consagrados en los tratados fundamentales de la UE.

-En qué basa su temor en lo que se refiere a su área.

-Hay tres estrategias. Una fue nombrar a un comisario que tiene que compartir la materia ambiental con la de pesca y que, además, no tiene ninguna experiencia en medio ambiente. La segunda consiste en controlar los análisis de los impactos de los proyectos legislativos.

-¿Cómo?

-Aquí la clave está en la elección del presidente de la comisión de funcionarios que supervisa los impactos, un político de Baviera con una visión tradicional del desarrollo económico. Esta comisión tendrá más poderes y podría bloquear todo tipo de proyectos de tipo ambiental.

-¿Y la tercera?

-Es el programa Refi, que entiende que los asuntos ambientales son particularmente diseñados como fuentes de obstáculos al desarrollo. Pienso que la Comisión va a utilizarlo para simplificar y bajar el nivel de control en varias directivas. Y el primer paso puede ser la de flexibilizar la de hábitats y aves.

«Temo que vamos a tener objetivos de reciclaje flexibles»

Nicolás de Sadeleer advierte que existe una seria amenaza de «retroceso» de la protección medioambiental, en la que Europa es el auténtico referente mundial.

-¿En este cambio de política influyen los lobbys?

-Hay dos lobbys que funcionan bastante bien en Bruselas. Uno es el de Estados como Inglaterra y Holanda ,que quieren exportar su nivel de desregularización a toda la UE. El segundo son algunas federaciones de empresarios que quieren cambiar el enfoque político de la nueva comisión, de diseñar la UE solamente como un mercado integrado suprimiendo los controles regionales.

-Y esta presión encaja en la filosofía de Jüncker.

-Ya lo anunció claramente: tenemos que arreglar las cosas importantes, la economía, y abandonar los asuntos pequeños. Esto significa que muchos asuntos de seguridad alimentaria, derecho laboral, social, ambiental... no tienen sentido en esta estrategia política. Aquí tenemos una fuente de enfrentamiento político durante cinco años entre el Parlamento y la Comisión.

-¿Qué va a ocurrir con la directiva sobre reciclaje?

-En la reciente Comisión de Medio Ambiente, el director general, porque el comisario no fue y enfadó mucho a los eurodiputados, no pudo explicar el nivel de ambición de la nueva propuesta. Temo que la idea es tener objetivos de reciclaje y reutilización flexibles y que su perfil jurídico será de muy baja calidad. Si los objetivos no son vinculantes vamos a perder mucho.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

«La UE ve el medio ambiente como un obstáculo para el desarrollo»