Tres personas aisladas por riesgo de ébola y otras 52 en observación que mantuvieron contacto con la auxiliar gallega

Son el marido de la auxiliar contagiada, un ingeniero español que había estado trabajando en Nigeria y una enfermera que estuvo en contacto con el virus pero que no presenta fiebre. Además se mantiene la vigilancia sobre 22 personas del entorno de la infectada y otras 30 que formaban parte del equipo que trató al misionero. SIGUE AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN

La Voz
Redacción

Un total de cuatro personas permanecen ingresadas en el Hospital La Paz-Carlos III ante el posible contagio por ébola, de los cuales sólo una persona es un caso confirmado (el de la técnico auxiliar de enfermería gallega), dos casos son sospechosos (incluido el del marido de la técnico de enfermería) y otro caso es el de una enfermera que estuvo expuesta al virus de forma protegida y que no presenta fiebre pero está ingresada por motivos de seguridad.

Así lo han detallado en rueda de prensa el gerente de La Paz-Carlos III, Rafael Pérez-Santamarina, y facultativos del centro para informar sobre los posibles casos que se está tratando en la región. La paciente con ébola permanece estable y ha evolucionado favorablemente. La única paciente confirmada con el virus de ébola es la técnico auxiliar gallega de 40 años, que atendió al misionero Manuel García Viejo, fallecido el pasado 25 de septiembre por el virus. Mientras, su marido ha sido ingresado y se le hará los tests pertinentes para determinar o descartar si tiene ébola dado que ha estado en contacto directo.

Por otro lado, también permanece ingresado un ingeniero español que había estado trabajando en Nigeria, según ha informado el sindicado CSI-F, que ha remarcado que en un primer análisis de ébola ha dado negativo. Antonio Caballero, representante de este sindicato en la junta de personal del Carlos III, ha explicado en rueda de prensa que este ingeniero español está en observación a la espera de que el miércoles se le realice un segundo análisis, 72 horas después de la primera prueba que se le practicó y que dio resultado negativo por ébola. De dar también negativo este segundo análisis, será dado de alta con vigilancia, según ha explicado el doctor Francisco Arnalich, jefe del servicio de Medicina Interna del hospital, en otra rueda de prensa.

Contacto con 22 personas

Finalmente, y por seguridad, permanece ingresada una enfermera que ha estado expuesta de forma protegida al virus y que no presenta fiebre, simplemente una diarrea. Los responsables sanitarios han detectado que la auxiliar de enfermería contagiada mantuvo contacto con 22 personas a las que se someterá a un «seguimiento continuo por si hubiera algún problema». El gerente del Hospital La Paz de Madrid, Rafael Pérez-Santamarina, ha precisado en una rueda de prensa que estos contactos son personas de su entorno familiar, además de profesionales que le atendieron en los primeros instantes en el hospital madrileño de Alcorcón.

También se está vigilando la temperatura dos veces al día a los 30 profesionales sanitarios que atendieron junto a la infectada al misionero fallecido, aunque no se les ha sometido a las pruebas del ébola, lo que suponen un total de 52 personas en vigilancia. La auxiliar de enfermería contagiada con el ébola se fue de vacaciones tras la muerte del misionero García Viejo y comenzó a presentar síntomas de ébola el 30 de septiembre.

Antes, la auxiliar participó el 27 de septiembre en una prueba de oferta pública de empleo, apenas dos días después de tener el último contacto con la habitación del misionero.

Cumplió los protocolos

La auxiliar de enfermería infectada por el virus del ébola ha indicado que ha cumplido todos los protocolos de seguridad establecidos y el Hospital La Paz-Carlos III asevera que todas las medidas para protegerse del virus se cumplieron. Así lo ha remarcado Rafael Pérez-Santamarina, en rueda de prensa con el jefe del Servicio de Medicina Interna, Francisco Arnalich, y el jefe de la Unidad de Infecciosas del Centro, José Ramón Arribas.

Arnalich ha precisado que se está revisando el procedimiento, que se ha seguido «escrupulosamente», aunque ha reconocido la posibilidad de que haya habido algún «imprevisto o error» en la cadena de prevención, si bien esa posibilidad no le consta «porque no ha habido ninguna incidencia registrada».

Mientras, Santamarina ha comentado que la propia paciente ha dicho que cumplió los protocolos y que se va a intentar averiguar si ha habido algún fallo en las medidas de prevención de contagio. El gerente ha reconocido que la infección de la auxiliar de enfermería ha sido una «sorpresa». «Ha sido una desagradable sorpresa porque no nos lo imaginábamos», ha añadido a continuación para remarcar que los protocolos se están revisando y acentuando para evitar nuevos casos.

Por su parte, Arribas ha insistido en que los protocolos se están revisando y que aunque se aplican «siempre hay un riesgo» de posible contagios. «El 0 por ciento de riesgo en medicina no existe», ha dicho el facultativo para indicar que «puede haber nuevos casos» si bien el ébola, en países desarrollados, es una «epidemia contenible». El médico de La Paz-Carlos III ha remarcado que sólo existe el contagio con esta enfermedad por contacto directo con las secreciones de un enfermo en periodo sintomático.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos

Tres personas aisladas por riesgo de ébola y otras 52 en observación que mantuvieron contacto con la auxiliar gallega