Galicia, a la cola de playas caninas

O Grove, O Vicedo o Foz cuentan con arenales donde se permiten perros


Galicia sigue estando a la cola de las comunidades con playas caninas; lejos, por ejemplo, de los nueve arenales que tiene Cataluña. O Grove, Foz y O Vicedo han realizado una apuesta realmente decidida por ellas, y sus responsables aseguran que están encantados con el resultado. Aunque a veces surgen dudas con estos espacios y, como sucedió el domingo pasado en Vilagarcía, la policía tiene que desalojar a quince personas que acuden al arenal equivocado. No muy lejos, en Vigo, Toralla estuvo a un paso de ser canina, pero los responsables municipales dieron marcha atrás y dejaron desilusionados a los propietarios de perros, que incluso se organizaron y llegaron a realizar una concentración con más de 400 personas para reivindicar este arenal e incluso el de Bouzas.

En el resto de la costa se dedican calas o esquinitas. Es el caso de A Pobra do Caramiñal o de Ares. Lo que sí está claro es que los pocos arenales o espacios que se convierten en dog friendly saltan rápidamente a las redes sociales, donde las personas que viajan con mascotas buscan, ávidas, oasis para jugar o bañarse con ellas. Hasta hay una aplicación (AppPet) que los recomienda y sus usuarios preguntan en Facebook por nuevos espacios en los que se tolere la presencia de canes, aunque sea de forma oficiosa.

En el Concello de O Grove no se arrepienten de haber catalogado dos de sus arenales como caninos. «Están funcionando de marabilla. Hai moita xente que nos elixe como destino precisamente por esa cuestión», explica el concejal de Medio Ambiente, Fredi Bea. Destaca además que en estos enclaves nunca se registran problemas. «Ao principio pensabamos que podería xurdir algunha complicación, pelexas entre cans ou cousas así. Pero todo o contrario. Non tivemos nin a primeira queixa», argumenta el edil. Tal vez por eso en concellos como Ferrol o Vilagarcía ya están buscando su propio arenal.

Hay voces que reclaman que se opte por una solución intermedia, como la de Cantabria, donde se puede pasear por la playa con perros antes de las diez de la mañana; eso sí, con la obligación de controlar al chucho y recoger los excrementos, como se exige en la calle.

Información elaborada con datos de las delegaciones de Ferrol, A Coruña, Vigo, Pontevedra, Viveiro, Barbanza, Carballo y Arousa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos

Galicia, a la cola de playas caninas