¡Que vienen los «ultrabooks»!

El Asus Zenbook es el más refinado ejemplo de una nueva generación de portátiles ultradelgados y ligeros, con potencia suficiente para cualquier tarea


REDACCIÓN / LA VOZ

Fíjese bien en el portátil de la imagen. No, no es un MacBook Air, sino el nuevo Asus UX31, bautizado por la firma coreana como Zenbook. Una denominación que casa bien con su espíritu minimalista, delgadísimo (1,7 centímetros en su parte más gruesa), con la carcasa de una pieza y envuelto en aluminio cepillado. Un concepto que Apple reveló en el 2008 y que la competencia ha tardado tres años en copiar, pero ya están aquí. Acer Aspire S3, Toshiba Portege Z830, Lenovo IdeaPad U300S y Samsung Serie 9 son otras opciones, pero el Asus es sin duda el diseño más fiel a la idea original.

Todo en este ordenador está pensado para que sea una experiencia única. La delgada caja exterior, el plástico que protege el portátil, las instrucciones cuidadosamente guardadas... La fuente de alimentación es más pequeña aún que las de los MacBook y al igual que la de estos, cuadrada, aunque de color negro y sin un imán para la conexión con el ordenador (aquí es una tradicional clavija). A mayores, el Zenbook viene con una elegante funda semirrígida con cierre magnético y una bolsita más pequeña que incluye un adaptador Ethernet y otro VGA.

La carcasa impacta por su brillo y su aspecto sólido. La tapa superior tiene un tono más oscuro, sobre el que destaca el logotipo de Asus. Por abajo es completamente liso, salvo los cuatro apoyos de goma y una delgada rejilla de ventilación que ocupa todo el ancho del portátil. En el lateral derecho, una conexión USB 2.0, la toma de auriculares y un lector de tarjetas MMC/SD. En el izquierdo, la conexión de alimentación, una entrada USB 3.0, miniVGA y miniHDMI.

Abrimos el portátil y la impresión no puede ser mejor. El aluminio vuelve a rodear el teclado y la zona del reposamanos. El touchpad es enorme y, al igual que en el Air, se puede pulsar prácticamente en toda su superficie. Las teclas tienen un tacto agradable y la separación justa para escribir con comodidad. Un 10 en diseño: hasta las pegatinas de Intel y Windows son de color gris, en vez de azules, para no romper la estética del conjunto (aunque lógicamente lo primero que debería hacer un usuario que esté a la altura es quitarlas).

La unidad de prueba venía con un procesador Core i7-2677M de cuatro núcleos a 1,80 GHz, 4 GB de RAM y un disco SSD de 128 GB. El resultado es una rapidez descomunal: el escritorio de Windows aparece a los 23 segundos y diez más tarde ya se puede navegar a todo trapo por Internet. En los test de rendimiento realizados por Engadget obtuvo una puntuación igual o superior al MacBook Air, y la batería también salió ganando: hasta 5 horas y 41 minutos de autonomía, por 5 horas y 32 minutos del Air (en Mac OSX). Un pequeño gadget en pantalla muestra de forma muy clara la batería restante, el tiempo que puede estar en stand by y el tiempo de carga; también la autonomía según el uso (Internet, vídeo, juegos o programas de Office).

La pantalla de 13,3 pulgadas muestra unos ángulos de visión lateral sobresalientes, prácticamente de 179 grados. Sin embargo, la visión vertical es más limitada. El sonido, firmado por Bang & Olufsen, también destaca por su potencia y calidad. En contra, la ausencia de retroiluminación en el teclado y un touchpad multitáctil gestionado por el software de Synaptics que no responde tan bien como el de Apple.

Steve Jobs era un acérrimo seguidor del budismo zen. Sin duda, lo mejor que se puede decir del Asus Zenbook es que estaría orgulloso de él.

MINIMALISMO La fuente de alimentación del Zenbook, de color negro, es más pequeña aún que la de los MacBook.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

¡Que vienen los «ultrabooks»!