París y Panorama: duelo en el palco

Las dos famosas orquestas dieron lo mejor de sí ante una multitud congregada en San Martiño (Foz) para asistir a una verbena que acabó a las seis de la madrugada


foz/La Voz.

San Martiño, en Foz, es un pueblo tranquilo, conocido por su basílica, que pasa por ser la catedral más antigua de España. En torno a ella residen unas decenas de habitantes. A un par de kilómetros está la capilla del Carmen, con un área recreativa que en la madrugada del sábado al domingo fue tomada por una multitud para asistir a un duelo de titanes. Frente a frente estuvieron las que están consideradas como dos de las mejores orquestas gallegas: París de Noia y Panorama. La cita exigía, pues los jueces eran fans llegados de muy diversos puntos de Galicia. Ambas dieron lo mejor de sí y no defraudaron, porque sobre las seis de la madrugada el tribunal se pronunciaba con frases del estilo «vaia alucine, menudo festón».

A las diez y media de la noche el ambiente y la expectación de las grandes citas se respiraba en el ambiente. Centenares de personas comenzaron a llenar el campo de la fiesta. Poco después, París de Noia inició el espectáculo, comenzando su primer pase con un juego de luces y pirotecnia. Para abrir boca, Jessica, una de las solistas, interpretó If i were a boy , de Beyoncé. A continuación Genma y Chris cogieron el micrófono para cantar sobre un columpio, suspendidos en el aire. Y de ahí a una plataforma, un apéndice del escenario con una bandera de España colgada. A lo largo de la noche las dos orquestas repitieron los guiños de complicidad al público, con el triunfo de la selección española en el Mundial de fútbol como referente. No faltaron los chistes y, ¡cómo no!, las alusiones a la novia de Casillas, la periodista Sara Carbonero. Tampoco podían faltar las canciones del Mundial, el Waka Waka de Shakira y el Waving Flag de Bisbal.

Las orquestas gallegas han puesto el listón muy alto y desde hace tiempo el público espera mucho más que buena música. Se quiere espectáculo y los escenarios y la escenografía van en esa línea, cambiando cada temporada. París de Noia echó mano de Avatar , con uno de los componentes caracterizado como tal, descendiendo colgado de una cuerda mientras se proyectaban escenas de la película. La puesta en escena avanzaba lo que estaba por llegar: fuegos artificiales, juegos de equilibrio...

Pasada la una de la madrugada llegó el turno de Panorama. Lo primero fue recitar el conjuro de la queimada y cumplir con su patrocinador: el Xacobeo. Jorge interpretó Negra Sombra . Primero fue Galicia y después cumbia, merengue, pop... Panorama es puro espectáculo y su legión de seguidores nunca quedan defraudados. En San Martiño, con los más jóvenes y bailones congregados al pie del escenario, tampoco. El remate del primer pase, con un homenaje a Michael Jackson interpretado por Mayte, que culminó con el público entregado encendiendo las bengalas que se habían distribuido por el campo de la fiesta, dejó una imagen para el recuerdo.

«Otra, otra»

A las seis de la madrugada el público no se cansaba de gritar: «Otra, otra». Con el amanecer encima, se quería más. En San Martiño se reunió gente de Fisterra, Muros, Ordes, Boiro, Betanzos, toda A Mariña... Hubo autobuses llegados desde Ribadeo, Viveiro y Abadín. La expectación se justificaba por un duelo en la cumbre. ¿Quién ganó? Sin duda, los que tuvieron la buena idea de acudir a la verbena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

París y Panorama: duelo en el palco