Microsoft convierte al jugador en el mando

Spielberg desarrolla para la Xbox 360 un innovador sensor de movimiento


Microsoft tiró ayer la casa por la ventana y se llevó al E3 de Los Ángeles -la feria de videojuegos más importante del mundo- a un puñado de celebridades para arropar el lanzamiento de novedades para su consola Xbox 360. Con una puesta en escena al más puro estilo Apple fueron desfilando por el escenario Paul McCartney, Ringo Starr, Yoko Ono y Olivia Harrison, que presentaron el juego The Beatles: Rock Band; luego, el skater Tony Hawk, que apareció con una tabla electrónica y aseguró que «responde como un monopatín de verdad» a pesar de no tener ruedas, y, finalmente, el director cinematográfico Steven Spielberg.

El autor de ET o Inteligencia artificial ha colaborado en el desarrollo de un nuevo sensor de movimiento que permite prescindir del mando y convertir al usuario en protagonista absoluto de los juegos: puede llevar un volante imaginario con las manos, jugar al fútbol sin balón (chutando al aire con los pies), pintar sin más accesorios que el propio cuerpo e, incluso, manejar la interfaz de la consola y navegar por los menús como si su mano fuera el mando a distancia.

La innovadora tecnología se enmarca en el denominado Proyecto Natal, que da una vuelta de tuerca al Wiimote de Nintendo. Reconoce instrucciones habladas y detecta movimientos en tres dimensiones. Spielberg explicó que mucha gente tiene dificultad para utilizar los mandos de las consolas y la nueva barra de detección les pondrá las cosas más sencillas. Un claro guiño a que Microsoft aspira a seguir la estela de la compañía japonesa y captar nuevos tipos de público entre los niños y la gente mayor.

Películas por Internet

Otra novedad es que el servicio online Xbox Live se amplía con la posibilidad de alquilar películas por Internet y de utilizar Facebook y Twitter directamente desde la consola.

Los desarrolladores de juegos como Modern Warfare 2, Final Fantasy XIII, Shadow Complex, Joytide, Crackdown 2, Left 4 Dead 2, Splinter Cell, Forza 3... hicieron una demostración de habilidades, desde luchas con espadas a batallas de motosierras, de carreras de karts a competiciones con coches de calle como el Audi R8. Pero lo que de verdad causó sensación fue la nueva versión de Halo, el videojuego que ha vendido diez millones de copias desde el 2003, que incorpora ahora gráficos más potentes, y sobre todo, Alan Wake, un thriller de misterio con efectos espectaculares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Microsoft convierte al jugador en el mando