Los osados herederos de Ícaro

Ribeira, patria de «espesialistas» en caída libre Ninguno de los «aviones» logró recorrer en el aire más de dos metros Tal como se esperaba, en el Jran premio Ícaro de voo sen motor de la Festa da Dorna, ninguno de los arriesgados pilotos que se lanzó del muelle de Ribeira logró hacer planear sus artefactos más de dos metros. El concurso _que debería rebautizarse como Jran premio de caída en picado_ tuvo, aún así, sus momentos de gloria.


RIBEIRA

La peña Berberechos asasinos protagonizó uno de estos instantes al escenificar el penalti fallido de Raúl en la Eurocopa. El futbolista fue tirado al mar por una multitud pintada de rojo y amarillo.Además, Muxo Beti contribuyó con una agraciada sirena sentada en una roca _no alcanzó ni un metro_, los atunes con una sombrilla descomunal _cayó en picado_. Caracolas en sirolas se lanzaron con una enorme vela encima de un monopatín. Y las esperanzas en el artilugio se vieron defraudadas al verlo caer al abismo. Y cerró Sejunda Tacada con un ala delta que, cómo no, partió por la mitad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los osados herederos de Ícaro