Aitor Gabilondo: «No hemos hecho ''Patria'' para contentar a nadie»

La adaptación de la novela de Aramburu llega este domingo a HBO con el estreno de los dos primeros capítulos


redacción / la voz

Dos familias que sufrieron las consecuencias de la violencia terrorista de ETA, la de la víctima y la del verdugo, la de Bittori (Elena Irureta) y Miren (Ane Gabarain). Son las protagonistas de la historia de Patria, la exitosa novela de Fernando Aramburu. Su adaptación a la pantalla llega hoy a HBO con el estreno de los dos primeros capítulos. La esperada adaptación de este fenómeno literario está capitaneada por Aitor Gabilondo, creador de series como El Príncipe o Vivir sin permiso que, a pesar del «ruido» que ha acompañado a la serie en las semanas previas a su estreno, pide al espectador que se acerque a Patria con la mirada limpia y «sin prejuicios» para dejarse «empapar» por su historia.

«No es una serie hecha ni para contentar a Aramburu, ni a los lectores del libro... ni a nadie. Hemos hecho la serie que queríamos hacer. Prefiero que guste, claro, pero lo que puedan opinar de fuera no nos ha coartado. No es honesto trabajar de esa manera», sentencia tras ser preguntado por las acusaciones de presunta equidistancia recibidas a cuenta de un polémico cartel. Gabilondo reconoce que da «rabia» que unos u otros intenten politizar la serie y usarla como arma arrojadiza desde sus trincheras.

«A todo el mundo le gusta opinar, es como uno deporte en estos tiempos de Twitter», apunta el creador de la serie que promete que si el público se deja atrapar por la historia de Patria y se presta a llegar «al corazón» de sus personajes, «a intentar sentir como ellos», podrá «ensanchar su visión» sobre las «complejas circunstancias» que relatan sus ocho capítulos.

Como el libro en el que se basa, Patria aborda las consecuencias de la violencia terrorista en el País Vasco a través de la historia de dos familias encabezadas por Bittori y Miren: dos amigas que fueron inseparables enfrentadas desde hace años por la barbarie.

Una, Bittori (Irureta), es la viuda de un empresario asesinado por ETA en la puerta de su casa. Una mujer que ni siquiera pudo enterrar a su esposo en su pueblo y tuvo que abandonar su hogar y mudarse a la ciudad. La otra, Miren (Gabarain), es la madre de un etarra encarcelado que, movida por el incondicional amor a su hijo, ha terminado abrazando las consignas y la ideología aberzale más radical que antaño rechazaba.

La narración de Patria arranca en el momento en el que ETA acaba de anunciar el cese indefinido de la violencia. Es entonces cuando Bittori regresa a su pueblo empeñada en conseguir el perdón de aquellos que acabaron con la vida de su añorado Txato. «Es muy importante comprender las circunstancias, sus circunstancias. Estas dos mujeres se enrocan en lo que les ha ocurrido y eso las encierra en ellas mismas, rompiendo incluso con su propia familia», expone Elena Irureta para quien «entender ese sufrimiento», el de una mujer que ve como su marido es asesinado a la puerta de su casa y también el de la madre de un etarra, es la clave de la serie. Una realidad que, lamentablemente, fue algo cercano y casi cotidiano durante décadas en España, especialmente, en el País Vasco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Aitor Gabilondo: «No hemos hecho ''Patria'' para contentar a nadie»