Estas mellizas de Teo cumplen su sueño tocando en los mejores auditorios de Europa

Iria Castro es flautista «freelance» en Alemania y Mireia violinista del teatro de Ópera de Zúrich


Santiago / La Voz

Iria y Mireia Castro Real no solo comparten un gran parecido físico, también un extraordinario talento musical. Estas mellizas de Teo, municipio al que llegaron con solo 8 años, están cumpliendo su sueño de infancia, actuando en los mejores auditorios de Europa. Estos días han regresado a casa, aprovechando el descanso navideño, y hablan del atípico año que han vivido como instrumentistas en el extranjero, una como violinista en Suiza y la otra como flautista en Alemania. Cuentan que su hermana mayor, Sabela Castro Jiménez, «foi quen nos acercou ese amor que ten pola música». De pequeñas veían cómo ella tocaba el violín (hoy es intérprete jurado) y ahí empezó su interés por este mundo. Con 5 años comenzaron a recibir sus primeras clases y con 7 se iniciaron en sus respectivos instrumentos. La afición se convirtió poco a poco en vocación. Así, al acabar sus estudios académicos (primero en el colegio de A Ramallosa y luego en el instituto de Cacheiras) y los musicales (en el conservatorio profesional de Santiago) con muy buena nota, ambas decidieron hacer el grado superior en música en Barcelona. Al acabarlo, en el 2016, sus caminos se separaron. Mireia hizo su máster en Basilea y justo al terminarlo (en septiembre del 2018) consiguió la única plaza disponible como violinista academista en la Opernhaus Zürich, conocida también como el teatro de Ópera. Este verano, en medio de la incertidumbre de la alarma sanitaria, obtenía un contrato temporal y dice sentirse «como unha máis da orquestra». Su hermana Iria continuó su formación musical en Stuttgart y estuvo compaginando el máster con un contrato temporal en la Ópera de Fráncfort. «Vivía entre as dúas cidades», recuerda la flautista, quien al culminar su formación el año pasado optó por establecerse como freelance en Alemania y colabora habitualmente con orquestas de renombre. En enero, apunta ilusionada, dará un concierto con la Sinfónica de Galicia y destaca lo emocionante que es pisar muchos de los escenarios con los que un día soñó, una aventura que las dos iniciaron junto a la Joven Orquesta Nacional de España y luego de la mano de la Gustav Mahler Jugendorchester de Viena (Austria). «Eu neste momento teño máis dispoñibilidade que Mireia para facer bolos e colaboracións. E van saíndo, aínda que é complicado tocar agora, coa pandemia, para os músicos que non temos un contrato fixo», incide. Las mellizas, que temieron no poder reencontrarse estas Navidades, aprovechan sus vacaciones para disfrutar del lugar en el que crecieron (especialmente Mireia, que llevaba ya un año sin volver a Teo). Y reconocen que, aunque ya han realizado su sueño, «se puidésemos traballar xuntas e escoitar tocar a miña irmá todos os días xa sería feliz a máis non poder».  Para abrirse paso en el circuito internacional de la música clásica, explican, contaron siempre con el respaldo de la familia y también de las Administraciones: «Aínda que os nosos pais non eran músicos sempre nos apoiaron nisto e recibimos becas coas que poder estudar, porque económicamente esta é unha carreira costosa». Ahora recargan las pilas para afrontar de nuevo un panorama incierto en lo musical. En Alemania, apunta Iria, se prohibieron todos los conciertos y las orquestas cancelaron su programación hasta finales de enero, en algún caso hasta febrero. Tampoco está resultando tarea sencilla disputar las audiciones para las plazas libres que salen en las orquestas, que es ahora su objetivo: «É todo un pouco caótico, porque as medidas van cambiando. Podes levar un mes ensaiando para unha proba programada e tres días antes cancélase, ou retrásana». Su hermana vivió una situación bastante distinta hasta hace poco: «En Zúrich si seguimos tocando ata agora. En Suiza estaban permitidos os concertos. Reduciuse o aforo un pouco, pero tampouco demasiado, ata o mes pasado que baixárono a 50 e logo suspendéronse os espectáculos con público. Na nosa orquestra resolvemos a situación tocando nun edificio moi grande para ter distancia entre os músicos e as actuacións retransmitíanse en directo».

Concierto virtual

Los valores en potencia de la Escola Municipal de Música de Rois cumplieron con su tradicional concierto de Navidad, este año grabado ante las dificultades de organizar un espectáculo presencial y difundido el día 25 a través del canal de YouTube del Concello. Alumnos y profesores del centro, dirigido por Manuel Villar, interpretaron piezas navideñas, populares y grandes éxitos. El recital acabó con Habaneira do Camiño, «un broche final que vén moi ao caso, cando acabamos de saber que xa é oficial a ruta de Muros-Noia que pasa polo municipio de Rois», subrayan desde el consistorio.

Aspas reinventa su fiesta navideña

«No hay pandemia que nos quite las ganas de vivir y disfrutar, por eso reinventamos nuestras fiestas». Con este mensaje en clave positiva despide el 2020 Aspas. La asociación santiaguesa de padres de personas con discapacidad intelectual que preside Encarnación Montero y cuyas actividades coordina Antonio Javier García Sánchez contó un año más con su fiesta de Navidad, adaptada (eso sí) a las medidas sanitarias de rigor. Papá Noel y sus duendes embozados animaron la celebración navideña.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Estas mellizas de Teo cumplen su sueño tocando en los mejores auditorios de Europa